lunes, 24 de mayo de 2010

Inquietante revelación sobre Ravenloft.

Me sorprende que nadie se haya dado cuenta todavía.

Acabo de hacerme con un ejemplar de "Ravenloft Realm of Terror Campaign Setting", suplemento para AD&D (del que ya hablaremos cuando termine de leerlo) para situar nuestras aventuras en los góticos y oscuros reinos del semiplano del terror. Quiero que miréis atentamente la ilustración de la portada de Clyde Caldwell, que representa al Conde Strahd Von Zarovich a punto de darle un muerdo a una desvanecida manceba ligerita de ropa.


¿No notáis nada raro? Y no me refiero al pelo frito de la muchacha, que eso estaba muy en boga en los años 80 (sólo le faltan las hombreras) sino a la cara de Strahd. Vamos a verla con más detalle:


¿De verdad no notáis nada raro? Porque a mí me parece que está clarísimo: ¡es una tía! La boca es de tía, los pómulos son de tía, la nariz es de tía, el cuello, los ojos, la frente... El señor Caldwell usó una modelo para pintar a Strahd. ¡Qué jugón! Se ve que ese pájaro era capaz de cualquier cosa con tal de meter una cachorra en el estudio de pintura. Esto suena a pillada en toda regla: "¿Esta chica? No, no es lo que parece, es que... es una modelo que hace falta para un cuadro mío...".
Si tenéis alguna duda, podemos comparar el retrato de Strahd con un vampiro macho y un vampiro hembra. Ahí ya no queda ninguna duda:

¿Cómo se os queda el cuerpo? Me merezco algo, ¿no? Que me den un premio o me fichen los Illuminati, o algo... Acepto vuestras propuestas. Podéis ir reuniendo firmas.

7 comentarios:

Lato dijo...

diantres... es un claro ejemplo del travestismo del que hablabas en otros post ¡¡¡¡

doclusifer dijo...

Menudo bujarron, pedazo ed nuez que me trae y las cejas, oh tiene cejas de cristian ronalda...
Cucha no le digas eso a tus jugadores que se va a envalentonar

El Maestro dijo...

XD Que la segunda parte de Sherlock Holmes la hagan contigo de prota, ¡eres un genio!

Hyperboreo dijo...

Maldición!!! ya no podré volver a ver al Conde de la misma manera cuando dirija Ravenloft...

Pero no me sorprende dada las implicaciones homosexuales en el vampirismo; aunque por otro lado, que más da que fuera una modelo si el símbolo es masculino y tu cerebro lo va a interpretar de ese género... no se.

Mierda, si es una idea para una aventura, necesito una antropóloga forense de la época medieval, entramos a su castillo con el mejor grupo de idiotas digo de héroes, matamos a todos sus esbirros sin quedar atrapados para siempre en el semi-plano, luego derrotamos y quemamos al Conde hasta dejar sólo los huesos, y resolvemos el misterio. Bah!!! demasiado complicado.

Anónimo dijo...

¿El maligno Conde era en realidad el cantante de Tokio Hotel?
Mi educada y silenciosa indignación no tiene limites.

EL Guardian dijo...

Dios no, me gustaba este blog pero como sigais haciendo comparaciones tan horrendas no vuelvo! Tokio hotel... para mataros.

Anónimo dijo...

Sólo tú lo has publicado y te doy el honor!.... Gracias por tu magistral página y por Ravenloft!... Atte. Addy

Publicar un comentario