martes, 11 de mayo de 2010

Miedito español.

No existen los juegos de rol de terror. Ni de horror. Ni siquiera de miedo, o susto o cualquier otra cosa que se les parezca. Por más que iluminemos el salón de casa con una velas churretosas, pongamos voz de afónico y la banda sonora de Drácula de Coppola (que parece que no hay otra música para este tipo de cosas) no existe una forma eficaz de transmitir el miedo a través de un juego. Lo mismo da La llamada de Cthulhu, que el Mundo de Tinieblas, Kult, Chill, Ravenloft, All flesh must be eatenUnknown Armies, ya que el problema no es la ambientación, ni el director de juego o la predisposición de los jugadores, sino la misma naturaleza del miedo.

Copón, qué dado más raro.

Si no existe una sensación de peligro real, si no somos capaces de temer por nuestra vida o nuestra integridad física es imposible que sintamos miedo. Da igual lo que le ocurra a nuestro personaje, no es más que una serie de garabatos a lápiz en una fotocopia. Si muere, o se vuelve loco, o le quitan un riñón mientras dormía, o se pilla el dedo con la ouija, nos hacemos otro y aquí paz y después gloria.

Qué susto, ¿eh? Pues haber elegido muerte.

Lo que sí existe es la investigación morbosa, la curiosidad por saber qué es lo que hay detrás de los extraños fenómenos que nos están describiendo. Queremos saber por qué ocurren las cosas, y queremos que haya una historia bien sórdida detrás de esa explicación y que nos de cosica escucharla, o por lo menos grima, como cuando alguien te cuenta que se ha cortado la lengua con un folio. En términos de terror, el jugador de rol está más cerca del Paparazzi que de la Scream Queen. Me temo que es todo a lo que podemos aspirar.

9 comentarios:

Lato dijo...

a mi lo que me da miedo son los juegos royo blue rose ese del que hablabas el otro dia... o a determinados directores, a esos tambien los tengo miedo...

doclusifer dijo...

Terror de la Hammer se le llama, pero la wikimierda no la acepta como etiqueta, la verdad que terror no dan los juegos de rol ( algunos de sus jugadores después de 24 horas de sesión si que lo dan), las razones van de lo que as descrito, asta el umbral del miedo que posee cada uno a mi me da miedo cosas como entra a forma parte del aparato político del pp o estar una noche con leire pajin, por así decirlo. Aun que a veces viendo Alien se me ocurre imaginar que podría yo hacer en una nave como la nostromo y una cucaracha alienígena que escupe ácido algo cabreada y eso si que me da pánico.
Y dale con meterse con el blue rose, si es un juego para menets abiertas...en canal claro
Miedo me da

OtakuLogan dijo...

No estoy de acuerdo. Hay películas (o videojuegos como el Silent Hill) que dan miedo, y la seguridad del espectador no esta comprometida.

Ahora, difícil de conseguir, si que lo es.

Nadie dijo...

Lo más cercano que he probado a una sensación de miedo directo en una partida es haber jugado con una torre de Jenga en vez de con dados. Los jugadores ni respiraban y cada acción comportaba momentos de tensión.
Que jipi soy, ¿verdad?

Britait dijo...

Pues yo si he conseguido transmitir miedo a mis jugadores, al menos acojonarlos, pero solo durante unos momentos.

Fue en una partida de zombies en unas jornadas a las 4 de la mañana. La técnica a emplear fue dejarme de sistemas y de fichas y contar la partida como un cuento de miedo. Era un túnel de tren interminable lleno de zombies, y no describia lo que hacian los zombies: No los veian solo los escuchaban mientras corrian por el túnel... Me limitaba a ponerme cerca de un jugador y lanzar algo a medias entre un gemido y un grito fuerte cerca del oido, te aseguro que mas de uno se acojonó.

Los dados... usaba un D100, cualquier tirada alta por parte de los zombies era un pj menos. La sesión duro apenas una hora y solo sobrevivió uno. Como veis una partida muy experimental.

El recurso de los gemidos es efectista, sobe todo si no dices "el zombie gime" si no que directamente lo haces sin explicar que pasa, de todos modos el truco solo funciona las primeras 3 o 4 veces luego ya se hace pesado.

Velasco dijo...

Películas y videojuegos no cuentan. Es material audiovisual y se produce un fenómeno de identificación entre el espectador y el personaje protagonista, amén de que se suelen ver o jugar con poca luz y en silencio. Si ves una peli de miedo a pleno sol y con cinco barbudos comiendo ganchitos y berreando a tu alrededor te aseguro que no te va a dar mucho miedo.

doclusifer dijo...

Britait una muy buena idea para un juego rapido, tal vez con algunas cartas para los personajes, ¿se te ha ocurrido desarrollarlo? ( I love D100 o 2D10)

Nadie dijo...

Oye, que lo de la Jenga iba en serio.
Cada vez que la torre se caiga, muerto o loco al canto. Y mientras quitaban las fichas, yo narrando atrocidades. Me llegaban hasta a temblar, los jugadores.

Anónimo dijo...

En mesa, tal vez inquietud, pero miedo sólo lo he conseguido mediante rol en vivo.

Cuando se trabaja el entorno, se renuncia a usar reglas (que no son más que un filtro/barrera a tu vivencia), se escoge bien la hora y se plantean situaciones adecuadas, ahí lo tienes.

Publicar un comentario