lunes, 5 de julio de 2010

"Rune": un juego hetero.

Cualquier hombre que se precie de heterosexual, coincidirá conmigo en que una de las mejores películas de todos los tiempos es "El guerrero número 13". El libro de Michael Crichton en el que se basa no sé qué tal estará porque, como ya he dicho, soy heterosexual, y un heterosexual de verdad no se lee un libro habiendo película. Estaría bueno.

El cartel bueno de la película, sin el llorón de Banderas.

Del mismo modo, cualquier hombre que se precie de heterosexual encontrará en "Rune", de Atlas Games, uno de los mejores juegos de rol que andan por ahí circulando. La historia de Rune es tirando a raruna. Resulta que una compañía de videojuegos hace un juego de vikingos llamado Rune, que no conoce ni Perry, y Atlas Games le encarga a Robin D. Laws convertirlo en un juego de rol (Robin D. Laws mola, John Wick caca) y lo que le sale es... un juego bastante novedoso, la verdad, pero no novedoso en plan "En lugar de puntos de acción los personajes de mi juego tienen algo llamado arthas que es un concepto sánscrito para definir la chispa de divinidad dentro de cada uno de nosotros. ¿Y cómo funciona? Como los puntos de acción. ¡Ooooooooh, puto maestro!", no, en Rune hay conceptos nuevos nuevos de lo que se dice nuevos, o al menos inexplorados, para un juego de rol.

Estos son básicamente dos:

1- En Rune hay un ganador. Al final de cada sesión uno de los jugadores ha ganado a los demás y puede humillarles de la forma que encuentre oportuna.

2- Las labores del director de juego se reparten entre todos. Durante una sesión, va llegando el turno a cada participante de diseñar y dirigir un encuentro de 3 escenas. Para esto hay unas reglas estrictas de creación de encuentros usando una cantidad de puntos determinada.

Hay que decir que la portada no puede ser más mala,
pero también que las portadas bonitas son para niñas.

Por lo demás, tiene todo lo que un juego de vikingos tiene que tener: encarnas a un vikingo, el resto de culturas sólo valen para saquearlas, tu objetivo es entrar al Valhalla llevándote a todos los que puedas por delante y para qué solucionar las cosas hablando si te puedes liar a hostias. Aunque todos los personajes empiecen siendo prácticamente iguales, a medida que obtienen experiencia pueden adquirir dones de los dioses que les convierten en auténticos héroes legendarios pero que, por otra parte les convierten en marionetas obligándoles a perseguir los objetivos de sus patrones. Algunos de ellos son tan épicos que sólo funcionan cuando te está muriendo, permitiéndote llevarte contigo a todos los que puedas y obteniendo una bonificación a la hora de hacerte tu próximo personaje.

También se puede jugar de forma más clásica, con un solo director de juego, gracias a las campañas publicadas, de títulos tan sugerentes como "Last hero in Scandinavia", "Enter the Viking" y mi favorita "Crouching wizard, smashing hammer".

Gritad todos conmigo: "¡Odiiiiiiiiiiiiiiin!"

Para ampliar información, tenéis la página del juego en Atlas Games ¡ENLACE! y un quick start ¡ENLACE! con el que poder conocer un poco el sistema de juego, similar al del sesudo "Ars Mágica" (qué ironía). Y a sacudir.

8 comentarios:

Max-Steel dijo...

El juego de ordenador era un clon pobre de Diablo... A ver si el juego de rol es tan "macho" como prometes xD

doclusifer dijo...

Lo descubro hace meses, pero ni lo he leido ni nada, lo tengo en la reserva para un dia de estos, pero YO SOY HETERO Y MASHOTE CON PELO EN ER PESHO, juego ar furgo con barbas de los 80 y no me afeito la espalda, pero me ley el libro del Michael Crichton, lo que no se si calificarlo de me gusto o no me gusto por que pa se el Crichton es un libro muy raro, pero la peli , la peli mola un montón( aunque faltan mas explosiones pa que sea una peli de mashote) y esa banda sonora me la pone palote. ODINNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNN, es muy probable que te robe el comentario para darle la explicacion en cierto sitio donde me meto y dejo links de juegos para su evaluación, sin pedirte permiso y poniendo tu link pa que no te me quejes no mas...

Verzobias dijo...

Leí cuando salió el juego de machotes este, pero la verdad, ya estaba (estoy) hasta los mismisimos de "la novedad de sistema que revolucionará el rol como nunca se ha visto antes". No me llamó la atención para nada. Aunque la peli del Guerrero número 13 me moló bastante.
Y eso que yo soy más fan del Robin D. Laws (Feng Shui rulez!!!) que del John Wick ese (¿el de L5R?).
Pero vamos, que me la suda bastante todos los iluminados de los sistemas roleros. El mejor sistema de toda la perra vida es, ha sido y será Rolemaster, pero hay que ser un master o jugador muy viril para jugarlo en condiciones.
Como mis jugadores son nenazas, me tengo que dedicar a acariciar mis libros de Role en la estanteria... algún día, pequeños... algún día...

Lato dijo...

pintaza del copon bendito....

Dennettlander dijo...

Vaya pasada de juego: ya sólo con el starter y el Lite merece la pena... :P

Anónimo dijo...

Se oye interesante, lo que no me agrado demasiado fue lo de haber un ganador, he estado en partidas en donde lo mas peligroso no son los enemigos sino tus compañeros (y era AD&D) y si le agrego eso, no creo que se pueda sobrevivir a la primera noche

DaniSpite dijo...

Le he echado un ojo, y mola, más de lo que me esperaba. Un juego de acción pura y dura.
Lo que me gusta menos es calificarlo de "hetero", puesto que no estoy de acuerdo con el tópico (puede haber heteros "afeminados" y gays "machotes"). Quizás sería más correcto (no sólo políticamente) utilizar el término "para machotes", considerando a esos clásicos machotes de pelo en pecho, bebedores de cerveza en jarras grandes y aficionados a los espadones, los pistolones y los deportes violentos.

Gerry_lopez dijo...

yo lo tengo desde hace un año...pero soy demasiado hetero...incluso para leerlo. XD
Rune Rules!
Un saludo.

Publicar un comentario