viernes, 1 de octubre de 2010

Los mejores juegos injugables: Hol: Human Occupied Landfill.

En un futuro asqueroso y lejano, la humanidad ha colonizado toda la galaxia y formado la Confederación de Mundos, que utiliza un planeta como colonia penal donde envía a toda la escoria criminal. Y como basurero, así aprovecha los viajes. Es el año 1994 y White Wolf publica "Hol: Human Occupied Landfill" bajo su sello Black Dog, ése que usaban para publicar cosas de contenido supuestamente chungo pero que luego era exactamente igual que el publicado en la línea principal sólo que con alguna teta en un dibujo. No intentéis entenderlo.

Niño en la lejanía con piruleta y perrito. Técnica mixta.

En Hol, los jugadores interpretan a reclusos del planeta-prisión-vertedero, que se debaten entre los intentos de fuga y la supervivencia pura y dura en un entorno absolutamente hostil donde hasta Mickey Mouse supone un encuentro letal. El sistema utiliza 2d6, sumando habilidad y atributo contra una dificultad determinada. Muy sencillote.

Entonces, ¿cuál es el mérito de este juego? ¿La ambientación? ¿Que era de White Wolf y no salía la palabra "desasosiego" por ninguna parte? Su principal mérito es que que se trataba de un juego escrito a mano. Y vosotros diréis: "Toma, como todos". No, como todos no, porque cuando digo "escrito a mano" quiero decir escrito a mano, a mano. Cada página está escrita y dibujada con un rotulador negro, con miles de tachones e incluso algunas manchas de café. Y con todo y con eso, la calidad gráfica es sencillamente alucinante. Además, el libro es una sucesión constante de chistes chuscos e irreverentes sobre la ciencia ficción, los juegos de rol y los frikis. Constante. Gracietas hasta los nombres de los atributos y las habilidades.

El mismo niño, más lejos.

Hol tiene un sistema sencillo, ambientación divertida y gracietas por todas partes, ingredientes todos ellos de lo más disfrutables. Otra cosa es la posibilidad de poner el juego en práctica más allá de la clásica tarde tonta en la que no sabes qué hacer con tus colegas ya que, para empezar, Hol no tiene sistema de creación de personajes, sólo unos cuantos pregenerados al final del libro. En "Buttery Wholesomeness", su único suplemento hasta la fecha, desarrollaron el esperadísimo sistema, aunque tampoco es que se lo tomaran muy en serio ya que había muchísimas posibilidades de morir durante el proceso. Como juego al que jugar, flojete, ahora como juego que leer... una pasada.

8 comentarios:

Bulldozzzer dijo...

Vaya Velasco, pues tiene muy buena pinta por lo que dices. ¿No hay fotillos de ese interior que dices para mostrar?

doclusifer dijo...

En cuanto as puesto lo de que estaba dibujado a mano lo he recordado, era la delicias de un colega finlandes y otro colega, en mi eran en "Mundo frenopatico", incluso llegamos a jugar, la verdad es que me gusto mas que otros juegos presuntamente "guays" este era una una locura, pero una locura deliciosa.
La linea Black Dog era muy bizarra, no solo por la tetas y jeringuillas que aparecían, el libro de los espectros me sigue perturbando hoy en día., el libro de Montreal nocturno es el mejor libro de ciudad que hayan escrito en white wolf.

DaniSpite dijo...

He aquí otro que siente curiosidad por eso de un libro de rol "escrito a mano". Supongo que sería algún tipo de tipografía informática con aspecto manuscrito, y un buen maqueteo para meter los tachones y borrones y manchas, ¿o de verdad tuvieron a un monje atado al escritorio como con los libros de antaño?

Anónimo dijo...

Bandalf el Chamagoso:

Vaya maese Velasco... por lo que has dicho el juego suena demasiado chido como para ser injugable (o quizá sea el hecho de que en algunas ocasiones hay frases completas que no te cacho por lo poco ducho que soy con la jerga de la península).

Quizá el detalle de estar "escrito a la antigua A.G. (anterior a Gutenberg)" lo hiciese injugable...

Bueno... que ahora si me tienes con la duda...

doclusifer dijo...

Ahora no recuerdo el por que se nos hizo pesado el juego( el alzeimer), pero jugamos, no jugamos a hacer fichas, jugamos varias partidas, no recuerdo si es que los masters estaban mas drogados que yo, o era eso de que estaba echo a mano lo que se hacia pesado.

Anónimo dijo...

Por si alguien siente mucha curiosidad, anda "por ahí" en pdf

Seguramente dijo...

Me sorprende, yo que consideraba que conocía muchos juegos de rol XD (claro está que la mayoría sólo de nombre), de este no había siquiera oido. Y es cierto, anda "por ahi" en pdf.

Verzobias dijo...

Joer, y yo que pensaba que nadie más lo conocía XDD

Ahí lo tengo, en la estantería, mirandome con ojillos cabrones. La verdad es que la maquetación y los chistes hacen que sea una delicia leerlo.
Aún me acuerdo de como me reí con la tabla de distancias de ataque (y los dibujos que la acompañaban).

Una joyita.

Publicar un comentario