lunes, 24 de enero de 2011

Adiós miniaturas, adiós.

No pensaba hablar del tema, de hecho no le había dado ninguna importancia, pero no puedo resistirme a las peticiones de los lectores.

Esta entrada ha sido patrocinada por Lordillo.

Para el que no lo sepa ya Wizards acaba de comunicar la cancelación de su línea de miniaturas de plástico prepintadas (o mojoncillos de colorines) y no han tardado en aparecer múltiples interpretaciones normalmente centradas en conspiraciones, conjuras juedomasónicas e intervenciones de la CIA con intención de perjudicar a China porque es allí donde se fabrican. A lo mejor soy muy ingenuo, pero yo creo que todo esto es más sencillo.

...dos regalices negros, un fresón, un chicle de fresa ácida... no, mejor uno de sandía,
dos moras rojas... y póngame también 100 gramos de miniaturas.

En tiempos de bonanza económica te puedes permitir el lujo de comprar cajas de miniaturas sin saber lo que hay dentro, pero cuando la cosa está achuchada te lo piensas dos veces o incluso tres antes de dejarte 10 euros para ver si tienes suerte y te entra ese esqueleto de caribú que necesitas para la partiduca del sábado. Por eso Wizards fue abandonando poco a pocoa la aleatoriedad en su línea de miniaturas aleatorias. El primer paso fue mostrar una de las miniaturas que incluía el booster, el siguiente los sets de personajes y de coleccionista en los que sabías perfectamenten lo que estabas comprando y ahora... pues eso, cancelación de la línea madre con la promesa de sacar sets de coleccionista de cuando en cuando.

Hay gente que ve en esta cancelación un giro filosófico en el mundo de los juegos de rol con rechazo del jugador a las nuevas y malvadas ediciones y un regreso a la old school... en fin, cada uno es muy libre de pensar y fumar lo que quiera, pero me parece tan sencillo como que en estos tiempos que corren lo coleccionable es veneno para el bolsillo. De hecho, los juegos de miniaturas coleccionables se están hostiando uno detrás de otro: "Mutant Chronicles" duró menos que una serie de Tony Cantó, "Monsterpocalypse" está cambiando de formato, vendiéndose en cajas con facciones completas (aunque sin que se vea cuales, por seguir tocando las narices), y Wizkids, responsable de Heroclix, Horrorclix y cualquiercosaclix se colapsó y vendieron la licencia a NECA para que siguiera cometiendo exactamente los mismos errores. No se puede concebir un juego de miniaturas coleccionables como si fuera un juego de cartas coleccionables. Las miniaturas no son cartas, son más caras, ocupan más espacio, y no se pueden sacar nuevas ampliaciones con la frecuencia con la que se sacan ampliaciones en un juego de cartas porque eso no hay bolsillo que lo resista.

Como siempre los listos son los de Paizo, tienen por un lado sus paperminis y por otro llegaron a un acuerdo con Reaper para sacar su línea de miniaturas Pathfinder, en plomo del de toda la vida. Y se venden bien.

Reaper también tiene su propia línea de plástico prepintado.

De todas formas, tranquilos, porque estoy aquí para aportar soluciones. La publicación de Essentials ha demostrado que el D&D (y cualquier otro juego en el que quieras representar combates en un tablero) no necesita figuritas. ¿Comorl? Me habéis oído bien, no necesita figuritas. Podéis utilizar.... ¡contadores! ¡Oooooh! Seguridad, se ha desmayado una señorita. O un emo, no estoy seguro. ¿Y cómo hacer unos contadores bonitos? Muy sencillo, sólo necesitáis un programa como el Token Tool, de descarga gratuita en este ¡ENLACE!, con el que podréis hacer un marcador de la forma y tamaño deseados utilizando cualquier ilustración que tengáis en el disco duro entre foto guarra y foto aún más guarra. Sólo hace falta imprimir y recortar, para lo cual recomiendo el siguiente artilugio:

No os fiéis.
Bajo la apriencia de una inocente troqueladora infantil
se esconde una inocente troqueladora infantil.

Se trata de un recortador de contadores redondos de una pulgada de diámetro o recortacontaredondodeunpuldiametroneitor, de Alea Tools, por sólo 8.99$ (¡ENLACE!). Existe también una versión para recortar contadores redondos de 2 pulgadas de diámetro o recortacontaredondodedospuldiametroneitor, que nos servirán para hacer contadores de criaturas grandes. Y si ya quieres un acabo superchulipán y vertical en Dracotienda hay peanas transparentes a 10 peanas por menos de 1 euro (¡ENLACE!).

Bajo la apariencia de una inocente peana transparente se esconde...
no se puede esconder nada, porque es transparente.
Habéis picado.

Si haciendo esto tus jugadores no te sacan a hombros es que tienen problemas de columna. Que siendo roleros será lo más probable.

10 comentarios:

DaniSpite dijo...

Pues yo en mis tiempos usaba chapas... Si, "las de Mahou son los orcos, el tapón de Coca-cola es el jefe, y esas de San Miguel son los 2 lobos".
Una cosa es tener miniaturas para los heroes. Cada jugador tiene su miniatura, que se compra, pinta, y hasta modifica para ponerle su arma predilecta o un peinado nuevo, eso ya depende del tiempo y de la habilidad que el susodicho crea tener (aunque no tenga). Pero otra cosa muy distinta es tener todas y cada una de las miniaturas de enemigo a los que se van a enfrentar. Auténticos cargamentos de monstros, PNJ's y criaturas.
Por cierto, me apunto lo del creador de contadores, ideal para el Paper-hammer.

El Guardián dijo...

Gracias por todos los links, a mi me serán mazo utiles, aunque para token rapiño de aquí y allá los tokens de D&D(descargables en la internete), que ya vienen hechos, y recortables pa mantenerse en pie, como las antiguas minis de ESDLA xD

Jose Manuel dijo...

Me ha encantado tu artículo de bricomanía, Velasco.
Por cierto, el otro día vi las prepintadas de reaper y me parecieron muy graciosas y nada caras... aunque como apuntáis, ya tenemos todos demasiados vicios y poco espacio...

Rotxo dijo...

Comparto tu opinión.
Las minis han caido porque tenían que caer y eso es independiente de otros movimientos de Wizards (que no digo que los haya o no)
Ya no es solo cuestión de crisis, es que los compradores estamos saturados de miniaturas y sabemos que las colecciones iniciales eran mejores y más baratas.

Por suerte tengo suficientes minis para jugar dos vidas así que yo no pienso usar cutre-tokens de esos XDDD

Antonio Polo dijo...

Que no se vuelvan a hacer minis de D&D creo que, efectivamente, no indica nada más que la eliminación de las grandes empresas por quitarse lo superficial y dejar sólo lo que les sigue vendiendo... Es lo mismo que en el Mercadona, que dejaron de vender la mortadela de pavo en barra, porque no la compraba ni Cristo (solo yo y cuatro raros más): ¿significa eso que Mercadona haya decidido un cambio empresarial? No. Lo que significa es que han hecho cuentas y no les sale tan rentable como la mortadela precortada y envasada. Y punto...;)

humuusa dijo...

Exacto, las pre pintadas, pero seguiran haciendo miniaturas (que son las mismas, pero sin pintar) para sus juegos de tableros... de lo cuales, Castillo Ravenloft, ya publicado es imposible de conseguir y el siguiete Ira de Asharaldon, sale a mitades de Febrero esta también igual de agotado...

Lo dicho, el euro es el euro (o dolar) y dejarse de ver conspiraciones raras en WotC....

doclusifer dijo...

Nunca he usado miniaturas en el rol, nunca usare, la verdad me parece como esos complementos para los cinturones de seguridad de los coches, un coñazo, el papel y el lápiz hace la misma función.

Midas dijo...

Amén a doclusifer. Por cierto, un señor artículo Velasco, me gusta que aportes soluciones al problema, pese a que no sea mi problema.

Lordillo dijo...

¡Ey, ése soy yo!
Gracias por atender a mi sugerencia, ¡y gracias también por los links! No había oído hablar de esos programas, y la verdad es que tienen buena pinta.

Fatelux dijo...

En este caso soy muy pragmático. Usaré las minis que tengo (que son pocas) las de mi colega (que son legión) las de Reaper que están cojonudas y tokens de mis juegos de tablero. Realmente para representar un combate sirve cualquier cosa, desde una pizarra veleda o papel y lápiz hasta unas minis pintadas prepintadas o sin pintar.

Saludetes¡¡¡¡¡

Publicar un comentario