jueves, 31 de marzo de 2011

Jugar con desconocidos.

Mi padre siempre me decía que no jugara con desconocidos. Bueno, miento, lo que me decía era que me iban a llevar al psicólogo por esas cosas de dados y demonios que hacía en la mesa de la cocina. Era una forma de introducir el tema del último encuentro de la Pathfinder Socierty en Madrid el pasado 23 de marzo.

Así encontré a mis jugadores.
Gente normal. Qué alivio.

Me costó animarme a ir a las jornadas de la Pathfinder Society debido a lo que yo llamo mi fobia social, y los que me conocen mis manías de los cojones. Pero tenéis que entenderme: ¿jugar con desconocidos? ¿Yo?  Si mi único miedo a la hora de tener hijos era que me cayeran mal. Imagínate lo que podría ser eso, tener a alguien que no soportas viviendo contigo los próximos 30 años de tu vida, siendo optimistas. ¿Por qué arriesgar? ¿Por qué ir a un sitio lleno de desconocidos a dirigirles una partida si a lo mejor uno me caía mal, o todos, que no sería la primera vez? Llamémosle valor, llamémosle arrojo, llamémosle llevo más de dos años sin salir de casa y ahora mismo me apuntaría al desfile del Orgullo Gay. El caso es que tras esta primera experiencia he sacado una serie de conclusiones, apasionantes, como todas mis conclusiones.

En primer lugar: el rol igual no se muere, pero los roleros vamos de cabeza. Madre mía, cómo está la juventud, (aunque sería más correcto preguntarnos madre mía, ¿dónde está la juventud? Porque allí no). Qué despliegue de alopecia, miopía y sobrepeso. El asistente más joven conoció los discos de vinilo. Luego nos atrevemos a opinar sobre los gustos de los roleros que empiezan, y les sacamos 15 años al que menos. como comprenderéis ese ambiente de decrepitud me resultó muy reconfortante. Da gusto juntarse con gente de tu edad y poder hablar en los descansos de cosas guais como el Euribor, la hipercolesterolemia o los colegios concertados. Y una sola tía. Ahí lo dejo, lectoras. Si es que tengo alguna, que lo dudo.

En segundo lugar: somos 4 gatos. Sí, la llamada rolesfera, los blogueros roleros, lo que sea, la comunidad que hace ruido, los pesados de "que vuelva Radio Telperion", somos 4 gatos. Entre los que había reunidos en Gen-X y los del SGRI que estaban cerca de allí poniéndose hasta las trancas (volvemos al tema de la salud y la juventud) estábamos el 75% de los adalides del rol. Llega a derrumbarse el techo del sóntano de Gen-X y ahora mismo estaríais leyendo el Marca.

En tercer lugar: el master malvado. Puede que peque de ello pero... ¿tiene sentido jugar contra un master que no sea malvado? Y quiero hacer hincapié en "contra". Puedo entender que existan masters buenistas pero sólo si estás jugando a Houses of the Blooded o Princesas Disney, en D&D me parece inadmisible. Llevas a los malos. Eres malo. Tu única función en la vida es matar a los personajes jugadores y reirte de forma malvada (esto último, no quiero pecar de vanidad, pero creo que lo clavé). Es más, tienes una responsabilidad para con las criaturas que manejas y el tipo que las diseñó. Si estás en una habitación con ríos de lava y resulta que la malvada de turno tiene un látigo y la dote Improved Trip, que no valen ni para tomar por culo a no ser que estés en una habitación con ríos de lava, es tu deber utilizarla. Y reirte cuando funciona. Si los jugadores notan oposición van a sentir muchísimo más placer cuando superen los desafíos que les has planteado. Eso es así como que hay Dios. O una energía. O algo.

La camisa de cuadros desmerece, pero esa es la actitud.

Bueno y, sí, la experiencia positiva, claro.

19 comentarios:

El Dungeon Master dijo...

Xd joer, yo estaba allí y solo tengo 24 años XD Y me ha dolido lo de alopecia XD con lo que me cuesta mantener mi cabellera rubia ejejeje

Pero si, somos muuuuuy pocos, preocupante :(

Three Fourteen dijo...

Una bofetada de realidad de vez en cuando siempre es de agradecer...

Bester dijo...

me apunto lo de gordo,gafotas, calvo y mayor...lo que no entiendo es porqué está tan mal visto..XDXD

por cierto, a mi no me pareciste tan "cabrón" ..si ni siquiera murió nadie..jeje

saludos !

Wulwaif dijo...

El tema es la dispersión, en el Frio norte somos bastantes tambien los blogueros pero muy diseminados, y como comprendereis bajar a Madrid para una partidilla es un reto .

El Guardián dijo...

Pues fijate, yo también fui, y tengo 18! Si es que Velasco, no se tiene que mirar solo lo malo. Hay que girar un poco la cabeza.

Fatelux dijo...

Amigo y compañero, siento decirte que por primera vez y sin que sirva de precedente estoy muy en desacuerdo con lo que planteas.
Tal vez el problema de esa quedada pathfindera sea que sólo se anunción en la propia tienda y en blogs roleros de pro y por eso no hubiera mucha chiquillería.

El caso es que sólo puedo hablar en la actualidad de dos cosas diferentes en formato pero que al fin y al cabo tratan de lo que tu hablas. Rolear con desconocidos en lugares públicos, casi como el cruising ese que no sé de que va.
La primera fue en la libreria "sueños de papel" de un amiguete(ahora), un total desconocido en su momento. Como antiguo jugador de rol comenzó a organizar partidas de exhibición apoyado por una asociación llamada Sojos (tiene página web), me apunté a la de la llamada de Cthulhu porque en aquella época no tenia jugadores y conocí a gente con la que aún quedo y muy majos, rondando y superando la treintena todos. Pero la siguientes partidas, incluída la mía de "carne Fresca" asistieron personas mucho más jóvenes e incluso niños acompañados por sus padres, lo cual me dejó flipado.
Luego, esa asociación participó en unas jornadas de cine de terror y diversas actividades en las que se incluyó el rol, y volvió a tocarme dirigir a "Carne Fresca" y la gente a la que arbitré, excepto 2, que eran un pelín más jóvenes que yo, el resto eran de veintitantos, e incluso jugó un chavalín de 12 años(espero que no tenga muchas pesadillas)
Así que creo que el tema está en dar más difusión a esas jornadas fuera de nuestro reducido reducto friky y seguro que se asomarán más jóvenes con ganas de pasar un buen rato y quien sabe si engancharse.

Yo hacía mucho que no jugaba con desconocidos y el año pasado me hinché a jugar con gente nueva y la verdad es que hay de todo, pero el 99% merecen la pena y como experiencia no tiene precio.

Un abrazote compañero y que te de más la luz del sol, que hay muchos roleros sueltos por ahí que aún no saben que lo son.

PD; de todo lo que hablo puedes verlo en mi blog y en el blog de la libreria (http://libreria-sdp.blogspot.com/2010/08/apocalipsis-zombie-en-suenos-de-papel.html)

Kelven dijo...

".... por cierto, a mi no me pareciste tan "cabrón" ..si ni siquiera murió nadie..jeje ..."

eso es peor vacilar de ser malo, matar personajes y no serlo ... sera que estas mayor y senil :) .. por cierto ¿que dice hoy el marca? ... voy a ello

Erekíbeon dijo...

Hombre, es que era Pathfinder, un refrito del juego de rol más antiguo... normal que los abueletes le tengamos más aprecio y dejemos por un día de ver las obras y de bailar pasodobles para echar una partideja XDDD

Seguro que si hubiera sido Anima o Vampiro habrían acudido hordas de adolescentes de ambos sexos para expresar con dados su angustia vital. Pero en ese caso ni tú ni yo estaríamos para verlo, maese Velasco, porque seguiríamos prefiriendo el equivalente rolero de la petanca :-D


¡Un saludete!

Transmetropolitan dijo...

Bueno, en las Barnalúdicas de hace una semana hubo bastante gente, pero una cosa que se podía constatar es que la mayoría de la peña estaba en la zona de los juegos de mesa. Y no me refiero a los wargames o de estrategia (que también había), sino a juegos simples diseñados para pasar un rato agradable sin romperse los cuernos. Creo que una de las claves el tema es que jugar a rol supone un cierto esfuerzo... Y esto tiene difícil solución.

Por otra parte, offtopiqueando un poco, no creo que el director de juego deba asumir el papel de malvado villano e ir contra los jugadores... más que nada porque la prerrogativa del DJ hace que pueda hacer y deshacer las reglas como le convenga.

Finalmente: "Qué despliegue de alopecia, miopía y sobrepeso". ¡Qué gran frase!

Philip dijo...

¿Ya se pasaron las Barnalúdicas? ¡Que rabia, ni me había enterado de que existían!
Que lastima. Seguro que hay más gente que se pierde estas cosas por no mirar los foros roleros.

¿Por cierto, alguien sabe que ha pasado con las CLN? Fui un par de veces y estuvo bien, pero no he vuelto a saber nada de ellas.

Un saludo.

Lato dijo...

ojo... y estamos contentos por que fuimos veintitantos frikazos en el evento ...

Haco dijo...

La verdad es que hay bastantes roleros asociales a los que tan sólo les gusta jugar con su grupo de siempre, ya que así lo tienen todo controlado, pero yo creo que jugar con gente desconocida es lo mejor para ampliar nuestros conocimientos sobre juegos, tácticas y modos de juego, además ser el mejor de 5 no es lo mismo que ser mediocre de 10000!! Aunque hay quien necesita sentirse superior y entre 10000 es más difícil.
Yo en Barnalúdicas y en todas las jornadas a las que acudo por Barcelona he visto una cosa impensable hace 20 años cuando yo empecé, ¡¡Hay MUCHÍSIMAS mujeres que juegan a rol!!
Creo que ser un buen rolero es jugar tanto en casa como en las jornadas, perderse esa parte social del rol...es desilusionante ¡¡Y por eso hablamos de si se muere el rol!!
Bueno espero que se cree un gran acontecimiento como eran las GEN CON donde podamos jugar a todo y con todos.

doclusifer dijo...

Este domingo hubo unos encuentros roleros en mi pueblo de la costa del sol, solo un dia y había de casi todo, desde rol, figuras, asta un taller de cota de mallas, todo muy bonito y estaba lleno mas de 200 personas, para esta población de corte tradicional, pero lo mejor era que todos eran chavales de ambos sexos, me dio alegría, aunque me sentí desplazado varias generaciones, tengo 38 años podría ser el abuelos de esos chavales, así que esto de las jornadas y días del rol, no es una ciencia exacta, es mas el lugar y las ganas. No hice foto , mi colega me dijo que seria demasiado pedobear, sobre todo en la barra del evento, ya que la camarera estaba... eso.

Anónimo dijo...

Lamentablemente en la ciudad donde vivo no existen eventos asi, uno tiene que viajar un centener de kilometros para ir a eventos asi que si bien no son exclusivamente de rol si ahi, es una seccion y compartes con otakus, jugadores de cartas coleccionables, aficionados de comics. Y si bien esto ayuda a atraer mas gente mucha solamente juega por estar ahi y ya nunca lo vuelve hacer. Aun asi, en la ciudad conosco a gente que tiene la mitad de mi edad que ya juega rol.

Carlos de la Cruz dijo...

Para la gente que tenía 18 y 24 años y estaban jugando en el mismo sitio que Velasco... no se lo tengáis en cuenta.

Es que el pobre está mayor y un poco miope :D

Anónimo dijo...

Publicidad, publicidad, publicidad.
Y una buena estrategia de comunicación.

Luego la gente se queja de que no va nadie, pero es que sin publicidad adecuada no hay manera de que muchos se enteren...

Nebilim dijo...

A mi sinceramente me daría palo ir a jugar a rol o a cualquier cosa con una panda de desconocidos y más sabiendo que gran parte de ellos serán hombres... llamadme obsesa, pero hay mucho depravado suelto.

Tarus dijo...

Obsesa.

Velasco dijo...

Estáis interpretando que me pareció mal que no vinieran jovenzuelos... y no, yo encantado de que fuéramos los justos y talluditos.

Publicar un comentario