martes, 8 de marzo de 2011

Mi personaje es como...

¿Podía haber una actividad más odiosa en el colegio que la redacción: "Describe a tu compañero de pupitre"? Porque si era un Adonis era muy fácil, pero si no... había que elegir las palabras con mucho cuidado: es de belleza distraída, tiene una estatura por debajo de la media, una mirada desigual... Lamentablemente sí que había una redacción más odiosa que esa, la redacción "Descríbete a ti mismo", que si eras un Adonis era muy fácil, pero si no... tus padres no ganaban para psicólogos. El caso es que encuentro la descripción es uno de los recursos literarios más odioso del mundo, por difícil. Pero no sólo es difícil escribir una buena descripción, sino que es aún más difícil que el lector no abandone la lectura a la tercera línea presa del aburrimiento más absoluto. Y aún así, muchas de las consideradas obras maestras de la literatura son una descripción detrás de otra. Sí, hombre, ya sabéis, obras maestras de la literatura... esos libros chiquiticos sin tablas de encuentros aleatorios, ¿os acordáis?

Si ella leía a Joyce, tú también puedes.

Se supone que a la hora de crear un personaje para jugar al rol hay que pensar en una descripción del mismo y desarrollar sus rasgos físicos, ropa, estilo, forma de hablar, carácter, etc... Esto se suele pasar por alto cuando jugamos en mesa gracias a los millones de fotos e imágenes que hay en internet, algunas incluso no pornográficas, y que ha reducido el complejo subgénero descriptivo a "Mi personaje es así" o, en un alarde literario, "Mi personaje es así... pero rubio". Sin embargo en el rol por foro no hay escapatoria y cuando tocan las presentaciones tienes hacer una descripción pormenorizada del personaje, sin trampa ni cartón. Además, a lo largo de todos los mensajes que vas a escribir rara será la ocasión en la que no tengas que volver al proceloso mundo de los adjetivos para dejar claro lo que hace, cómo y a quién.

Mi personaje es así pero con armadura de cuero,
arco largo, los ojos más grandes, el pelo largo y moreno, y sin capa.
Y en tía.

Y llegamos al quid de la cuestión: en la descripción se notan nuestras carencias literarias y se hace evidente a quién le falta vocabulario... y a quién le sobra. Porque vale que hay descripciones demasiado parcas, pero a veces también te encuentras con descripciones más largas que la aventura en curso en las que la gente se deleita pormenorizando hasta el perfume que llevan, la cicatriz de la espinilla de cuando se arrearon con un columpio o la tonalidad de sus piezas dentales. ¿Mi consejo? El de siempre, limitarse a lo que sea pertinente. Si se puede definir un personaje con tres rasgos de personalidad deberíamos ser capaces de hacer lo mismo con tres rasgos físicos. Con esto quiero decir que, si todo el mundo sabe ya que los elfos son altos, estilizados y etéreos no insistas con el tema. Ser alto, estilizado y etéreo sólo es digno de mención si eres un rolero.

5 comentarios:

Bandalf El Chamagoso dijo...

Pues maese Velasco, esa práctica todavía es recurrente en algunas sesiones de rol a las que asisto. Vaya, que 20 minutos de pormenores son buenos cuando todos los jugadores pasaron en ese lapso... no cuando apenas llevamos la descripción de un solo personaje.

No se ustedes, pero en las ocasiones que suelo jugar, prefiero imaginar que estoy hablando por cel (móvil) al momento de describir a mi personaje, y pues con lo caras que están las tarifas, intento tardar menos de un minuto... o no pasar de 2.



PD.- He estado presente en descripciones como la expuesta en la segunda foto.

itaqua dijo...

Etéreos? querrás decir heteros... y creo que te equivocas XD

Jorge dijo...

Como máster y como jugador prefiero evitar descripciones de PJs largas. ¡Si además se van a morir enseguida!

Opino que con una frase para lo físico y otra para lo mental ya vamos bien.

doclusifer dijo...

NAHHHHH, de esta no se escapa nadie, descripción perfecta del jugados, así todos saben de que píe cojea, la foto o la imagen esta bien siempre que ya lo haya descrito, asta las pecas de debajo de los gallumbos ( ropa interior masculina). Lo interesante es cuando años después ( tanto en el rol como en la vida real) repites el ejercicio de descripción y los comparas con los anteriores.

Anónimo dijo...

Mi PJ es un gignate de hielo atormentado a lo Tanis el semielfo pero en caotico malvado.

¿Esa vale?

Publicar un comentario