jueves, 7 de julio de 2011

Lamentations of the Flame Princess (y ya).

Pasamos al libro dedicado a la labor del director de juego. Se trata de un manual bastante extenso y exhaustivo, con todo un tratado sobre la labor de dirección y creación de partidas, todo muy teórico y muy sesudo. Una lectura recomendada tanto para directores noveles como para aquellos que pensamos que lo sabemos todo. El autor es absolutamente partidario de generar un entorno de aventuras tipo sandbox y abomina del encarrilamiento. Se tira todo el libro criticando el encarrilamiento, diciendo que el encarrilamiento es una abominación, dando consejos para evitar el encarrilamiento y luego termina su tesis con una aventura introductoria que es puro encarrilamiento.

Sí, yo me quedé igual.

En la portada podemos ver la impresionante ilustración de un... es... parece...
lo del suelo es gente carbonizada, eso seguro.

Y llegamos al bestiario, instrumento fundamental para cualquier director de juego. No hay. ¿Comorl? Que no hay. ¿Comorl? Que un bestiario es una vulgaridad. ¿Comorl? Que para conseguir la atmósfera de ominosidad y opresión ideal del género Weird Fantasy no debe haber dos monstruos iguales y ser todos creaciones originales del director de juego. ¡Aaaaaaah, qué bueno! Entonces te da una guía para crear tus propios seres horripilantes. Eeeh... no. Bueno, un poco, pero no demasiado. Lamentablemente nos encontramos ante un claro ejemplo de "con lo bien que ibas" ya que, si bien la intención es buena, no le había costado nada poner unos cuantos ejemplos de bichos para que los jugadores noveles supieran por dónde meter mano a este asunto. Yo sé hacer bichos para D&D, pero porque soy un friki cuarentón, pero para un chaval que se acerca por primera vez al rol, los ojos sacados y las vísceras que se salen por el orificio anal... un imposible.

...y así fue como la princesa le arrancó un ojo con los dientes
y se lo dio de comer a los cerdos. ¡Me encantan los libros picantones de papá!

Conclusiones: de todo esto extraigo una serie de importantísimas conclusiones.

La primera de ellas, y más importante, es que me aburre escribir reseñas tan largas. Yo creo que esta es la última vez.

En cuanto al juego, muy recomendable. Lástima de ilustraciones. Sí, lástima. Me parece que le perjudican y convierten un producto ideal para iniciar a los jóvenes en un libro que va a criar polvo en la estantería más alta de la casa, entre "Histoira de O" y "Mein kampf", al lado de la edición del Kamasutra que te compraste de oferta en el VIPs.

Plantea el tema de la falsa escalada de poder, un fenómeno propio de D&D 3.0 y posteriores especialmente acentuado en 4ª por el cual, por más que subas de nivel y mejoren tus habilidades siempre tienes que sacar un 15 para impactar a los bichos porque a ellos les va subiendo la CA, o un 15 para superar una prueba de habilidad porque la dificultad va a aumentando según vas subiendo de nivel. En LotFP se quitan la careta. ¿Para qué aumentar el ataque si también va a aumentar la CA? ¿Para que dar distintas dificultades a las tiradas de habilidad si siempre hay que sacar lo mismo? Aquí las puertas secretas están o no están, no es que estén con una dificultad u otra. Y a mí me parece bien, me da que pensar.

Y por último: a lo que quería jugar Raggi es a "La llamada de Cthulhu", que alguien le pase un ejemplar, por favor.

14 comentarios:

Bester dijo...

ya que los blogs de rol son la mayoría tan aburridos te pediría que no fuese tu última reseña ;) queremos más!
somos como gatetes..una vez que nos das de comer ya volvemos siempre a la puerta..XD XD...

al final me has convencido..de que no se si comprarmelo o no XD XD

saludos !

Carlos de la Cruz dijo...

Pues ha sido una reseña muy interesante. Lo de los monstruos... hombre, es una lástima, al menos dos de ejemplo habrían estado bien.

Lo que más me echa para atrás es el tema de las ilustraciones. No le veo la necesidad pero en fin, es su libro y se lo f***a cuando quiere.

Anónimo dijo...

No dejes de hacer reseñas de vez en cuando por favor, que están muy chulas joer.

Pero ten cuidado, porque se empieza reseñando, se sigue diseñando un genuino juego propio y se termina por hablar solo de eso, se han dado casos.
Lo llaman el síndrome de Paco Umbral.

Zelguedez dijo...

buena reseña pero dedicarle 4 a un juego que al final pues como que es uno mas en la pila me parece demasiado

mejor reseña mas juegos, hay muchos alla afuera

Gaelos dijo...

No puedo dejar de opinar como los demás minions, no nos dejes sin reseñas, no tienen por que ser tan largas. Pero va bien para los que no estamos tan versados, el aprender de otros que sí lo están.
Saludos!

wachinayn dijo...

Justo anteayer nuestro Master empezó a hacernos la aventura esa, y lo cierto es que me siento encarrilado. Eso sí, me está dando un cague la gente esa duplicado que ahi Dios que miedo.

Kyr Leanan dijo...

Ey, si no hay necesidad de una reseña tan larga, con un "Este libro es una mierda" nos aclaramos hombre. No dejes de escribir, que yo al menos echare de menos todos tus comentarios.

markirian dijo...

no pierdas tu estilo/ pedazo de resenha

Nestor dijo...

Me ha encantado la frase final =D

DaniSpite dijo...

Resumen: Le pasa lo que a todos los retroclones y juegos estilo retro en general, que aportan algunas ideas buenas y otras cosas que son marcianadas, pero al autor le gustan, pero en este caso con el añadido de la violencia gratuita de las imágenes.
Se está volviendo al formato caja, por ese aspecto de "juego de mesa" y el concepto de tener "todo lo que necesitas" en una cajita, pero pocos de esos intentos arriesgan más allá de añadir lo que sus creadores venían usando en sus partidas como "reglas de la casa".
Salen de esa tónica el Warhammer 3rd, que con tanta ficha, carta, contador y demás no sé muy bien cómo tomarme, y el Dragon Age, que es una agradable sorpresa.
Y sigue reseñando, pliiiiiis, pero sin perder tu estilo y ese toque de "mala baba"

Anónimo dijo...

¡Una de las mejores reseñas que he leído en mucho tiempo!

Además, no te quejes tanto, que te ha dado para cuatro entradas en el blog.

Philip dijo...

Mola, hacia tiempo que no leía una buena reseña.
Bueno, en realidad nunca leo reseñas a no ser que estén por aquí. ¡Pasa de las novedades y pon más reseñas!

Ah, lo de la ilustración diría que es un búho-serpiente gigante con tentáculos bajo las axilas. Lo que viene siendo un monstruo clásico.

Un saludo.

doclusifer dijo...

qUE TE TENGO OLVIDAOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Ragna dijo...

Gracias por la reseña. Muy entretenida :)

Me quedo con la última frase:

"Y por último: a lo que quería jugar Raggi es a "La llamada de Cthulhu", que alguien le pase un ejemplar, por favor."

XDDD

Publicar un comentario