jueves, 13 de octubre de 2011

La fuerza y el desmayo.

Estamos jugando la campaña de Ravenloft de D&D 3.5 adaptada a Pathfinder (vamos, que la estamos jugando tal cual viene en el libro).

Está siendo una experiencia bastante curiosa en primer lugar porque empezamos a nivel. A nivel 5, nosotros que nunca hemos pasado de nivel 2. A mí se me hacía raro, era como jugar sin objetivos en la vida. Ya soy de nivel 5, ¿qué me queda por hacer? Era como la crisis de los cuarenta pero en niveles. Me creía poderoso e inmortal. Luego ya descubrí que no, que ni de lejos.

Y dijo el guerrero con la cota de malla:
"Hola, ¿es aquí la fiesta pijama?"

El caso es que esta experiencia me ha servido para salir del armario, como quien dice. Después de años jugando con magos, clérigos, druidas y otras gentes de poderes arcanos, divinos... fungibles, en definitiva, me he dado cuenta de que con lo que soy feliz es con un guerrero mondo y lirondo. Sí, ¿para qué resolverlo a hechizos cuando podemos hacerlo a hostias? No veáis qué sensación de libertad y paz interior al llevar un personaje al que no se le gastan las cosas (más allá de los puntos de vida).
En esta nueva etapa de mi vida he disfrutado del combate cuerpo a cuerpo y he muerto más veces que ningún otro jugador en el grupo. Así he descubierto que un tanque tiene tres formas de morir:

Hola, soy el tanque del grupo y... bueno, que ya me huelo la tostada.

1- Soy un semidios acorazado y os voy a partir la cabeza. Sí, eres un guerrero fuerte y poderoso, vas alicatado hasta el techo y llevas un objeto en una mano que suele provocar muerte, así vas por ahí corriendo y lanzándote en solitario contra el enemigo. Al fin y al cabo, ¿qué podría salir mal? Pues básicamente que te puedes encontrar con que el enemigo es más alto, más fuerte y más feo que tú. Resultado: R.I.P.

2- Marchaos, yo les entretendré. Este es el resultado de hacer tu trabajo correctamente y cumplir tu función en el grupo. Se produce un altercado con criaturas hostiles, os las prometéis muy felices pero la cosa se pone fea. Es evidente que van a aplastar a todo el grupo. Así que, nada, famous last words: marchaos, yo les entretendré. Y anda que se lo pienan. ¡Vale! Resultado: R.I.P.

3- The last heterosexual standing. Este es un curisísimo fenómeno que ocurre con una frecuencia pasmosa. Se establece el orden de marcha y en cabeza van el pícaro (por si las trampas) y el guerrero (por si... bueno, no hace falta explicarlo, ¿no?). Se cae en la emboscada del día en la que los dos personajes que van a la cabeza quedan aislados del resto del grupo. El pícaro recibe un golpecito y, ante la visión de su propia sangre, queda nmediatamente fuera de combate. Ignorando al pícaro desmayado todos los enemigos se vuelven hacia el guerrero mientras agarran bates de beisbol, cadenas y botellas rotas. Paliza skin hasta la muerte. Minutos después llega el resto del grupo, se hace cargo de la situación y hacen oler unas sales al pícaro para que recupere la consciencia. ¿Y no se puede hacer nada por el guerrero? Eh... bueno, sí, pero primero habría que reunir los trocitos. Resultado: R.I.P.

Papel del pícaro en combate.
El pícaro es el de blanco.

¿A dónde quiero llegar con todo esto? Sólo quiero pedir un poco de comprensión hacia el tanque, un sacrificado individuo que cumple feliz con su trabajo (normalmente morir para que vivan los demás) y que, cuando se muera, no empiece todo el mundo a recriminarte: "¡Joder, otra vez!".

Sí, otra vez, cabrones.

14 comentarios:

Beliagal dijo...

Amén a todo.

Palabras más esclarecedoras sobre el sentimiento de ser un Guerrero nunca se habrán visto.

Y qué poco considerados están los tanques... así nos va.

Bester dijo...

XD XD mola llevar un guerrero , no hay que complicarse , como dices, con zarandajas...aunque lo malo sin duda es la mortalidad media :D

por cierto..esa campaña de 3.5 de ravenloft cuala es??

Rotxo dijo...

La verdad es que los guerreros se lo curran y son poco valorados. En nuestras partidas el tanque también cae periodicamente (la última vez hace dos semanas)
http://eld20rojo.blogspot.com/2011/09/campana-reinos-httpwwwbloggercomimgblan.html


¿te hacen ir delante con tu "magnifico" sigilo? El compañero del pícaro tiene que ser el explorador o en su defecto barbaro, brujo...

doclusifer dijo...

eso de "¡Joder, otra vez!". es mas viejo.

Te ha faltado una 4ª muerte, y es cuando el guerrero esta empapado en sus propia gloria( y ha tenido suerte y no a visto a la parka ni en la cola del paro) y se pica con un personaje mas rastrero, un asesino o alguien mas caoticochungo, y el guerrero ya no se despierta de su merecida siesta post guardia...

Anónimo dijo...

Creo que es incorrecto decir que cuando el grupo de demas aventureros llega no pueden hacer nada por un compañero muerto, creo que cualquier grupo que se precie se repartira sus posesiones antes de que terminen de gastarse sus puntos de vida.

Fatelux dijo...

Muy cachondo¡¡¡ El guerrero recibe por todos lados y encima el mariquita del clérigo se queja porque le gasta todos sus conjuros en curación.

Si es que el rol es como en la vida, está lleno de desagradecidos¡¡¡¡

Un saludete.

El Maestro dijo...

Noto que aquí hay muchos que no han superado sus traumas tanquiles (fdo. un eterno mago) XP

Ragna dijo...

Velasco, definitivamente llevamos vidas paralelas. Mi guerrero de 4a precisamente murió el martes pasado por una combinación de la 2 y la 1, aunque en la 1 al que se le fue la pinza fue al clérigo que cayo en dos asaltos y nos dejo al warlock y a mi con el culo vendido...

Velasco dijo...

Bester: La campaña es "Expedición al Castillo Ravenloft", índice de mortalidad: elevado.

Rotxo: sigo vuestra campaña con atención y envidia nada disimulada. Puedo ir con el pícaro porque ahora llevo un bárbaro, tras morir el guerrero, y no ando mal servido de sigilo.

Doclusifer: nosotros no somos muy de PvP, por lo que la posibilidad que planteas no ha llegado a darse nunca.

Anónimo: el director de juego nos tiene prohibido rapiñar equipo del compañero caido si no es fundamental para el desarrollo de la campaña.

doclusifer dijo...

No hacéis saco/saqueo de los caídos?

Philip dijo...

Si, estoy de acuerdo, aunque los magos son chulos de vez en cuando, da gustillo no tener que andar haciendo cálculos y previsiones, aunque más que al tanque prefiero lo que en mi grupo llamamos "el bruto de la cachiporra", que no es otra cosa que algún tipo de guerrero o bárbaro, de la raza con más fuerza que permita el máster, sin más objetivos ni aspiraciones en la vida que conseguir una porra más grande con la que aporrear al personal.

En otro orden de cosas: ¿Cómo que no pueden rapiñar del muerto? Con lo divertido que es arrojar el cadáver a la cuneta después de quitarle las botas y haber vaciado sus bolsillos.
Entiendo que si es devorado por un oso o se cae a un rió de lava, a un pozo sin fondo, a un estanque de cocodrilos o lo que sea no se pueda recuperar el equipo, pero tenerlo delante y desperdiciarlo quemandolo en una pira funeraria me parece... bueno, eso, un desperdicio.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Se que es off topic pero en cuestión de saqueos de cuerpos recuerdo una campaña, en la que el master era un agarrao y no daba tesoro ni para atrás.

Así que nuestra única fuente de ingresos era el compañero que siempre moría (los hay en todos los grupos). Por que el master le dejaba empezar con equipo por valor acorde a su nivel.

Además era gracioso por que cuando llegamos a un nivel decente incluso pensamos en suicidarnos, por que nuestro nuevo personaje empezaría con mejor equipo que el que ya teníamos.

Velasco dijo...

El tema del saqueo tiene una explicación muy sencilla. Nos hacemos pjs de nivel 5, o 6, o 7, o del nivel en que te hayas muerto. Y los hacemso con el porrón de dinero correspondiente con el que compramos pociones, objetos mágicos, etc, etc... y aún así nos sobran miles de monedas de oro. Si hubieramos saqueado a nuestros muertos no haría falta meternos en el castillo a por el Barón, nos lo hubiéramos comprado, lo habríamos tirado abajo y hubieramos puesto un Mercadona.

Morgan Blackhand dijo...

La 3 es tristemente familiar. Todavía no ha caído nadie en nuestra sesión de Pathfinder, pero no será porque no lo intentemos...

Publicar un comentario