martes, 17 de abril de 2012

Dame algo.

¿Soy el único que está cansado de que le pidan dinero? Porque esto del kickstarter está empezando a resultar cansino.

Dwimmermount, Hellas, Legends&Labyrinths, Metamorphosis Alpha, Myth&Magic, Adventurer Conqueror King... están todos con el kickstarter como Mateo con la guitarra.

Para poneros en antecedentes, kickstarter es una página web dedicada a recaudar fondos para poner en marcha proyectos creativos: películas, discos, comics y últimamente todo lo que tenga algo que ver con los juegos de rol, juegos de mesa y juegos de miniaturas.

El diseñador en cuestión cuelga su proyecto, ofrece algunos adelantos, promete tonteridas a los que vayan depositando dinero (por 20 dólares escribo tu nombre en pequeñito en la contraportada) y, cuando se alcanza una determinada cantidad, el proyecto sale adelante. Lo que toda la vida de Dios se conocía como "sablear a los amigos". Lo cojonudo es que la caja no se cierra cuando ya se ha alcanzado la cifra objetivo, sino que puede seguir recaudando y... bueno... con lo que sobre quedamos todos y nos tomamos unas cervezas, ¿eh? Ya si eso un día os pasáis todos los donantes por mi pueblo...

Y esto vendría a ser el kickstarter de un bailecillo saleroso.
¿A que ahora os ha quedado claro?

Las donaciones varían desde los 10 dólares, por los que te dan las gracias y un abrazo, hasta los 10.000. Sí, habéis contado bien los ceros, 10.000 dólares, por los que te dan el libro, las gracias y un abrazo. Sí, porque para más cachondeo ves lo que te dan por el dinero que pagas y eso no tiene ni pies ni cabeza: 20 dólares por un ejemplar pdf, 50 dólares por un ejemplar físico... te intentan hacer eso en una tienda y escupes al dependiente. Y con razón. Pero lo más de lo más, el acabose, la casa de la guasa, el festival del humor, es... que kickstarter no da a los donantes ninguna garantía de que los desarrolladores completen los proyectos, les envíen lo prometido, ni les devuelvan el dinero.... ¡joder, es perfecto!

Eh, señor, tengo aquí unas acciones de Repsol-YPF...

Mucho cuidado porque no hay que confundir esto con otras fórmulas como el pre-order o el print-on-demand. Cuando alguien pone a disposición del público un producto en print-on-demand suele estar terminado o casi y hay muestras del resultado final. El proyect funding viene a centrarse en una etapa anterior del proyecto. En lugar de imprimo-los-que-me-piden sería por-menos-de-mil-euros-ni-me-levanto-de-la-cama.


En definitiva: el mejor negocio desde Soy chica rusa busco esposo ti necesitar billete avión grandes melones. ¡Vamos, todos a donar!

30 comentarios:

Xavi N (aka Hida_Notegi) dijo...

Yo no lo veo mal...es una manera de conseguir inversión sin ir a parar a los bancos, bolsas o demás usureros. Y la verdad, los hijos nacidos de estos proyectos a mi me parecen sumamente interesante (precisamente ACK me encanta).
Ademas, la aportación es variable, y muchas veces, la mas pequeña, 10$ o 20$ normalmente esta ligada al pdf completo del mismo (si hablamos de juego de rol, claro).
Eso si...a mi me revientan los gastos de envió! Que pasa que la cultura no esta al otro lado del charco? xD Mejor no respondais ;)

Carlos Alvarez dijo...

Te me has adelantado... precisamente estaba pensando en escribir algo por el estilo, porque tanto mecenazgo y tanto creativo pedigüeño me huele mal. Por un lado, ole la determinación de los autores de querer sacar adelante su producto, y más contando con el apoyo y colaboración directa del público objetivo, pero por otro... ¿no les dá por pensar que, si tanto se repite esta situación, es que no hay mercado para tanto proyecto? ¿No sería mejor hacer un trabajo decente y ofertalo en formato digital, con una impresión bajo demanda (tipo lulu.com o similares) para los ejemplares físicos, antes que meterse a imprimir mil ejemplares cuidadísimos de un producto de dificil salida?

Carlos de la Cruz dijo...

Pues yo realmente lo veo como un modo de sacar adelante proyectos que de otro modo no se podrían realizar. Porque una vez empiezas con la preventa te puede ir bien o mal, pero como hayas calculado mal el interés de la gente por el producto te puedes encontrar con que has impreso 1000 ejemplares y tienes 23 preventas... de este modo, si 23 personas quieren comprar el producto y tú necesitarías 100 para cubrir gastos, cada cual se queda con su dinero, tu proyecto se va al cajón de los sueños rotos y santas pascuas.

¿Que la gente así no arriesga? Pues puede ser, pero creo que es otro modo de vender frikismo. Y cosas más raras que veremos

Erekíbeon dijo...

El símil con la bailarina de striptease es sublime XDDD Que si te enseño un poquito de lo que hay dentro... que si mira esta ilustración que va a ir en la contraportada... si quieres verlo todo, paga, y si quieres disfrutarlo todo, paga más. Lo dicho, sublime :-P

Sobre lo de que sea un timo o no, pues depende. En esta era de internet la reputación de un autor conocido se resintiría bastante si hiciera un tocomocho... y ya no te cuento si eres un gurú rolero, que entonces ya te puedes despedir para siempre. Por eso no creo que sea tan arriesgado apoyar a un Malizeswki o un S. John Ross, por ejemplo.

Otra cosa es poner tus dólares en manos de perfectos desconocidos, que ahí habrá de todo. Como en la Bolsa, supongo.

Así que en cierto modo Kickstarter es la forma de convertir tu reputación en internet en dinero contante y sonante. ¿No es lo que todos los blogueros habíamos soñado? XDDD

Terrax el Maestro dijo...

Efectivamente yo no lo veo mal, y no tengo del todo claro eso de "no te devuelven el dinero" si no llega a la cifra final, normalmente eso sí que suele estar estipulado, no obstante esa página no la he visitado, así que me callaré para no pecar.

Sobre la bailarina y demás comparativas no me parecen muy diferentes de los juegos "gratuitos" MMPORGPPSJ que hay por ahí, que te muestras la parte gratuita, pero, eso sí, si quieres jugarlo en condiciones ya sabes, a soltar pasta. Vamos que te enseñan la misma cacha que estos (y que la bailarina, of course).

Y sobre la reputación si al final no les das lo prometido, bueno, cada cuál sabrá en cuantos sicarios vale su reputación mancillada ;D

Lo de Repsol-YPF sí que me ha llegado al alma XD

El Cuarto Oscuro Asociacion Juvenil dijo...

No soy habitual de este blog, pero creo que esta entrada es de lo mejorcito que he leído en esta casa.

Lo de la bailarina es genial.

Carlos de la Cruz dijo...

Terrax, si no se llega a la cifra final sí que te devuelven el dinero. Bueno, más bien, no te lo quitan, porque el pago no se realiza hasta el final del período que hay para recaudar dinero.

Sin embargo, creo que a lo que se refiere Velasco es a que, después de que se haya hecho el pago, si resulta que el tío coge la pasta y se va a las Malvinas en lugar de usar el dinero para hacer el libro/comic/juego/loquesea... pues Kickstarter se lava las manos.

Es decir, que te estás basando lisa y llanamente en la confianza de que el tío va a usar el dinero para hacer lo que ha dicho, pero la seguridad no la tienes.

Velasco dijo...

Lo he mirado en la Wikipedia. La Wikipedia no puede estar equivocada.

Mi principal queja es lo que distingue esta fórmula de la impresión bajo demanda. En la fórmula pod el producto ya existe, estás pagando por la impresión, puedes haber visto algunas muestras... con el fundraising estás pagando que el autor es un tío guay y seguro que hace algo chachi en un periodo de tiempo razonable. Una cosa es no querer asumir riesgos, que lo respeto, pero para mí que eso ya es pasarse.

Carlos de la Cruz dijo...

¿Cómo? ¿Alguien ha dudado de la Wikipedia? ¡Herejía! ¡Damnación!

En cuanto al asunto que nos ocupa... yo no veo realmente que sea pasarse. Efectivamente, la gente está pidiendo dinero a cambio de la promesa de que harán un producto, pero yo no lo veo realmente mal, siempre que todo el mundo lo tenga claro cuando se mete en estos asuntos. Personalmente, yo he apoyado productos que me ha parecido que estaban casi listos para publicarse, a falta del empujón inicial, y de hecho, he recibido el PDF meses antes de tener los libros. Otra cosa sería poner la pasta para algo que da la impresión de que ni siquiera se ha empezado a producir.

Creo que lo importante es lo que has dicho, que no es una relación fabricante-consumidor al uso, sino que es un "fundraising". No eres tanto un consumidor como un "inversor" o, venga, va, voy a usar la palabra en la que todos estamos pensando... no, "gilipollas" no; "mecenas".

Creo que "Kickstarter" es un modo de financiar productos que de otro modo tendrían muy complicado salir adelante. No me parece mal.

Imperator dijo...

Dada la cantidad de productos que salen via Kickstarter y similares y la carencia de historias de terror acerca de diseñadores que se han ido a las Seychelles sin sacar el juego, creo que no debe ser algo a preocuparse.

Como ha comentado alguno, cuando un autor (serio) lanza una de estas cosas suele tener el proyecto tan adelantado que puede presentar fragmentos, ideas y demás que demuestran que hay chicha.

Además, si el proyecto no alcanza la cifra requerida, se devuelve la pasta, si no es Kickstarter la responsable de que el autor cumpla su parte. Creo que el autor ha de presentar una parte o todo el proyecto para poder lanzarlo (al menos Greg Stolze lo ha hecho así con Reign, y cando ha anunciado el libro lo tenía entero escrito).

A mi me parece una forma carente de riesgo de lanzar cosas al mercado, y una buena manera para los autores consagrados de quitarse intermediarios de enmedio. A fin de cuentas, no veo pegas en que Stolze, o Stafford, o Hite o cualquier otro de los autores que me gusten se lleve mi pasta.

katakraos dijo...

Yo lo que quiero es pasta, joder... XD

Nebilim dijo...

A mi me parece vergonzoso. Digo que hago un proyecto, la gente paga porque parece que es la repera y puede que te den un pdf de cualquier manera.

Haces un proyecto y luego que la gente pague. Si tal pones a vender el pdf y con lo recaudado vendes el libro físico.

¿No puedes pagar ilustradores? Sacas una primera versión y pides colaboración. Acuerdas parte de beneficio con los que te ayuden y pista.

Fastjack dijo...

Este tipo de iniciativas despiertan sentimientos contradictorios en mi...por un lado permite sacar proyectos que de otra forma difícilmente verían la luz...y por otro lado ocurre lo que @Nebilim ha descrito a la perfección en el post anterior...

Dicho lo anterior si el proyecto me gusta, me parece interesante...colaboraré en él...y después, viendo las cosas que te "regalan" por "colaborar" me diré...gilipollas...

Carlos de la Cruz dijo...

¿Vergonzoso? ¿Cómo que vergonzoso? Vamos a ver, seguro que algo de eso puede pasar con algún proyecto, pero en general las cosas que se están vendiendo no están resultando una mierda. No ha sido mi experiencia con los productos que yo he apoyado.

Vergonzoso pueden ser casos concretos, pero el modelo no me parece que sea intrínsecamente malo. No es una estafa piramidal ni es uno de los negocietes de Urdangarín.

A mi me parece una opción más, y muy apropiada para ciertos productos como el rol (que no es lo único que se vende en Kickstarter) que tienen tiradas ridículas.

Artus Silenis dijo...

Venga Fastjack, ¡admite que te has apuntado al Kickstarter del nuevo videojuego de Shadowrun! ^_^
(yo lo hubiera hecho también, pero entonces vi que ya habían llegado al millón de dólares...).

Chema Pamundi y su Yeti dijo...

El Kickstarter es una idea cojonuda (en mi opinión), y en muchos casos la única manera de que se publique algo sin que nadie se haga daño (y más con la que está cayendo en el panorama económico). Yo nunca he puesto panoja en ningún Kickstarter (de momento), pero me pone palotísimo que gracias a ese sistema Dennis Detwiller (por ejemplo) vaya a publicar una campaña de Cthulhu de 150 páginas ambientada en las Dreamlands, un material que posiblemente en estos días sería impublicable a la manera tradicional. Y si a mí me diera la ventolera por volver a publicar algo en el futuro, me plantearía recurrir al Kickstarter.

Tú lo comparas con una bailarina de striptease. Bien. Yo lo comparo con la producción de una película, en la que se le presenta a la productora un proyecto (un tratamiento de guión, una propuesta de director y de cásting, un presupuesto aproximado, etc), y la productora decide si invierte o no la panoja para darle luz verde a dicho proyecto. ¿O es que Universal Pictures debería haberle dicho a Spielberg que se buscase la vida para rodar Tiburón? "No no, ni hablar de darle pasta por adelantado, que usted tiene pinta de cantamañanas. Dirija usted Tiburón con sus ahorros, y cuando la tenga lista nos la enseña y decidimos qué hacemos"?.

DaniSpite dijo...

@Chema Pamundi: Tu ejemplo no es el más acertado, ¿acaso compraste una entrada de Tiburón antes de que Spielberg la rodara? Otra cosa es que la pasta la ponga por adelantado una productora, a modo de inversión. Si sale mal, pringan pasta, si sale bien, a nadar en billetes.

Y ese es el problema del kickstarter: no hay que considerarlo como una pre-venta, sino como una inversión. Si sale bien, te mandan el producto. Si no, pues a jo&@#se. Pero, ¿y si sale muy bien? Un inversor recibiría beneficios, pero en kickstarter, solo existen las dos opciones anteriores.

Otro tema es lo de los precios. Como si quieren pedirte un dineral por un producto en pdf y que aparezca tu nombre en una fuente de 4 puntos entre una lista de 200 personas (lista que solo se leen los que salen en ella, y solo para buscarse). Si pagas, es culpa tuya, no suya.

Velasco dijo...

La producción cinematográfica no tiene absolutamente nada en común con esto. Si acaso el sistema de subvenciones españolas, pero una productora no agarra a un señor y le da dinero para hacer una película. Tiene una serie de proyectos, guiones que ha recibido, leído, analizado y pagado un ínfima cantidad por la opción de llevarlo adelante. Luego elige un director que considera adecuado para el guión y entonces ya sí, empiezan a meter pasta. La opción B es apostar por un proyecto de un autor consagrado, pero siempre y cuando esté clarísimo de qué se trata el proyecto y el guión esté, si no terminado, prácticamente acabado.

Pero oye, que para el que lo vea bien... pues adelante, es una red de redes libre. A mí ya me parece excesivamente arriesgado para el cliente.

retrospectr dijo...

En Hollywood hay multitud de productores ejecutivos pequeños (ya sean independientes o vinculados a productoras) que les presentan a las majors un proyecto futurible, una especie de "paquete" a ver si lo compran y producen la peli. Con Tiburón pasó exactamente eso: Richard D. Zanuck y David Brown compraron por su cuenta los derechos de la novela Tiburón, y entonces le presentaron a la Universal un proyecto (un esbozo de guión, varios nombres de directores, un presupuesto aproximado, etc), y en base a eso la Universal decidió poner la pasta y tirar palante. Fue similar a lo que hizo Lucas con Star Wars, o el propio Spielberg con En busca del arca perdida. En mi ejemplo la Universal sería el equivalente al conjunto de la gente que acepta poner dinero para financiar el Kickstarter.

Lo que quería decir es que, en cualquier punto de un trabajo creativo, hay ALGUIEN que pagará POR ADELANTADO por algo que aún no existe: a un escritor la editorial le pagará un adelanto (o en algunos casos, el montante total que cobrará) para que escriba un libro. Stephen King no suele presentarse delante de su editor con una novela acabada y entonces negocia: primero negocia, y entonces escribe la novela.

Por tanto, ¿qué más da si quien paga ese adelanto es una editorial, o el cliente final del producto? ¿No habíamos quedado en que lo que encarece la cultura son los intermediarios? Pues oye, cosas como el Kickstarter son precisamente una solución a eso, no un problema.

Que por cierto, esto del Kickstarter es de todo menos nuevo. La editorial de juegos de tablero GMT lleva años haciendo algo similar, a lo que llaman "Proyecto 500" (ellos proponen un juego, y si consiguen 500 prepedidos lo diseñan y lo producen; de lo contrario, le devuelven la pasta a todo el mundo y santas pascuas). Eso les ha permitido sobrevivir en una época en la que todas las demás editoriales de wargames estaban chapando persiana, y ha dado lugar a juegos estupendos como Twilight Struggle o Combat Commander. Juegos que sencillamente no existirían si GMT hubiera tenido que arriesgarse a producirlos antes de saber si les iban a salir o no rentables.

Terrax el Maestro dijo...

No hombre, con lo que te habrá costado subirla, ya casi déjala ;P

Edanna dijo...

Hola Velasco, cuanto tiempo, saludos.

Veo aquí una especie de selección natural, como siempre sucede con las nuevas iniciativas. Surge el mecenazgo y se produce una avalancha de intentos. Tras la marea creciente inicial, una selección natural lo regula y sólo permite que sea efectiva en unos pocos.
Muchos de esos proyectos no saldrán pero por intentarlo...

No me parece mal, lo que visto desde fuera parece algo superficial. Sin embargo, creo que los autores deberían ser más imaginativos y ofrecer cosas a sus patrocinadores, como permitirles incorporar cosas propias, por ejemplo.

Yo te he seguido leyendo todo este tiempo, siempre me gustan tus entradas.

Mucha suerte y saludos.

doclusifer dijo...

si queréis sacar pasta, vender droga joder como todos los criminales decente...Luego sacáis una editorial para blanquear el dinero, os aseguráis unos cuantos éxitos( untar a críticos y blogesr sobre todo) y ya esta.

Terrax el Maestro dijo...

@doclusifer tiene usté más razón que un santo.

Nednub dijo...

Pero vamos a ver. Cuando una productora pone dinero para un proyecto se queda también con el derecho de un porcentaje de los beneficios. Aquí lo que te dan es el pdf, que es lo mismo que conseguirias si lo comprases cuando el proyecto este acabado. Es que el ejemplo de la productora es malísimo.

Nebilim dijo...

Vamos, que os creéis productores.

Tengo una tienda. Te digo que quiero venderte unas manzanas pero que me tienes que dar el dinero por adelantado, ¿y qué contestarías? Que un jamón. Te vas a otra frutería o al Mercadona.

No, si ahora va a resultad que los roleros son unos artistas y que necesitan mecenazgo.

Ya que nos ponemos con el cine, ¿cuántas películas se hacen antes de llegar a la cumbre? ¿cuántas de ellas se ofrecieron gratuitamente para darse a conocer? Muchos directores hacen cortos y los publican en sus webs para que la gente los disfrute.

Haces un manual. Presentas el manual a la comunidad. Pides colaboración. Luego lo vendes en PDF en cualquier tienda. Los beneficios servirán para pagar los manuales físicos. Santas pascuas. Ni que no se hubiera hecho antes.

retrospectr dijo...

No he dicho que los roleros sean artistas, ni mucho menos (aunque desde luego he conocido a algunos que se creen que hacer un puñetero módulo de D&D o de Cthulhu es como escribir "la gran novela americana"). He dicho que escribir algo de la nada es un trabajo creativo, igual que escribir un cómic, una novela, un guión, un artículo, un cuento, o cualquier otra cosa similar.

Y mantengo que en ese tipo de trabajos, cuando se hacen de manera profesional, es bastante habitual que alguien, en algún punto del proceso, paque por adelantado al creador de dicho trabajo (ya sea todo el montante, o una parte). No os toméis el ejemplo de las películas al pie de la letra, solo intentaba ilustrar mi argumento (aunque dicho sea de paso, el ejemplo de la tienda de manzanas tampoco tiene nada que ver con lo que yo decía).

En todo caso, como siempre en estos asuntos la ridiculez o validez de una propuesta la suele dictar el nivel de demanda que genera. Y lo que está claro es que el Kickstarter funciona. Se publican bastantes cosas chulas, y quien participa está de acuerdo con sus reglas. Y de vez en cuando pasan cosas como lo del videojuego Double Fine Adventure, que los tíos piden 400.000 dólares para poder desarrollarlo, y resulta que recaudan tres millones en mes y medio. Pues ole sus huevos, tú. Ya me gustaría A MÍ haber tenido esa idea.

Lato dijo...

hombre... igual soy demasiado pragmatico, pero una cosa es negociar y apostar por un producto llevandote un porcentaje del producto final, y otra cosa es donar pasta para un producto que, igual se hace ... igual no... si se hace, te has gastado la pasta y no ganas mas que un abrazo, y si no se hace... caramba, ganas lo mismo....

Para mi la formula seria mas acertada dando participaciones a los inversores... lo que es una inversion de toda la vida, tu donas 20 pavos, te llevas un 0,5 por ciento de lo que recaude en la primera tirada de 500 ejemplares (por poner un ejemplo).

Unknown dijo...

Echadle un ojo a esto, seguro que os interesa a muchos:

http://fundacionkaufman.blogspot.com.es/2012/04/paranoia-y-traveller-de-nuevo-en.html

http://traduciendorol.com/

César Gómez dijo...

Divertido como siempre.

Y aunque reconozco que a veces cansa un poco el aluvión de proyectos que la gente lanza. Yo lo veo un método cojonudo para autoeditarse. Que lo del PDF está muy bién pero no siempre funciona (y desde luego no vale para todo).

Yo mismo quiero ver si coloco algunos juegos de tablero que estoy diseñando. Y si ninguna editorial los quiere, igual me planteo sacarlos en P&P y si veo que tienen buena acogida, darles un croudfundin de esos.

Ten en cuenta que hoy en día son pocos los que se arriesgan a publicar cosas nuevas. Y los que tienen que poner la chicha, prefieren de largo sacar la enésima ampliación de algo que se vende bien, antes de arriesgarse con algo que quizás tenga un público minoritario o quizás no tenga ningún público (algo lógico por otra parte).

Además como acertadamente comenta Imperator, la red no está llena de denuncias de estafas, así que no funcionará tan mal.

Anónimo dijo...

Más estafadores que los anuncios de un coche en Ebay UK...

Publicar un comentario