viernes, 1 de junio de 2012

Dungeon Crawl Classics: Apendicitis N. (I)


Hace tiempo leí en una entrevista a Goodman en la que preguntaban por qué iba a usar dados Zocchi en el DCC. Su respuesta fue: "Porque me molan". Ahí lo dejó, con un par. Y está claro que eso es lo que ha hecho: el juego que le mola a él. Esto tiene su parte buena y su parte mala. Si te mola lo que le mola a él, te va a molar, si no te mola, no. Y no hace falta que lo digáis vosotros, ya me lo digo yo: soy un prodigio de la lógica.


En habiendo recibido y leido ese romprebrazos que es el Dungeon Crawl Classics creo que ya me encuentro en posición de rajar y destriparlo. Yo no leí el beta test del DCC, así que me vais a permitir sorprenderme con lo que me he encontrado.

Lo primero que me ha llamado la atención ha sido una extraña sensación al leerlo, algo que no me pasaba leyendo un manual de rol desde hace años: como que ves bien. Después de un rato te das cuenta de que, no sólo la letra tiene un tamaño normal sino que... redoble de tambores, por favor... ¡las páginas son blancas! Sí, hacía tiempo que no se veía un libro de rol con las páginas blancas, sin dibujitos en el fondo, ni grises, ni ocres, ni marcas de agua, ni mierdas, nada y, oye, qué gusto. Qué bien se ve. Qué listo fue Guttenberg al elegir un fondo de ese color. No daba puntada sin hilo, el tío. Esto ya puede hacer que gente como yo (miope) se decante por este juego por encima de cualquier otro juego del mercado. Además,visualmente, como ya habréis podido comprobar en otros blogs en los que tienen cámara de fotos y luego en otros blogs donde además de tener cárama de fotos les salen enfocadas, es espectacular. El manual está plagado de dibujos de estilo retro del bueno, dignos de la carpeta del instituto de un aficionado al heavy de los 80.

El blanco y negro... ¡qué inventazo!

No voy a hacer una reseña exhaustiva sobre qué clases de pjs hay, si las razas son razas o clases, el sistema... ya tenemos todos los huevos pelados. Esto es, básicamente, D&D. Hace tiempo leí en algún blog un artículo de alguien (toma ya alarde de memoria) acerca del D&D en el que llegaba a la conclusión de que ya no se trata de un juego, sino de un género. Pues eso es lo que es DCC, un juego enmarcado dentro del género D&D.

Tras maravillarte por el tamaño de letra y el fondo blanco empiezas a notar que no paran de hablar de un tal "Apéndice N". Para el que, como yo, no sepa a qué cuernos se refieren con ese Apéndice N mientras que todo el mundo parece que sí y te sientes como un idiota, decir que el Apéndice N es un apéndice (pachasco) llamado N (más pachasco) que se encontraba en la edición del Advanced Dungeons&Dragons Dungeon Master's Guide de 1.979 y en el que Gygax ofrecía un listado de lecturas recomendadas. Sí, eso que nunca os leéis de un manual. Pues Goodman no sólo se lo leyó, sinto que también se leyó los libros mencionados y decidió basar su juego en esas lecturas. Y ya para terminar de dároslo mascadito, podéis encontrar el apéndice en este ¡ENLACE!

En cuanto el contenido, es evidente que a Goodman le gustan las tablas y que el peso del azar es aplastante. Se nota desde la misma creción de personajes, no sólo por la generación de caracterísitcas a partir de 3d6, en orden y a pelo, como los hombres, sino por la existencia de una característica que es SUERTE y que afecta anormemente a todo. Sí, a todo. Por lo que he visto es la característica más importante del juego. Un Guerrero con Fuerza 18 y Suerte 7 es una mierda pinchada en un palo (y con esa suerte probablemente acabe pinchado en uno) al lado de otro Guerrero con Fuerza 7 y Suerte 18. Y tablas... ¡madre mía! Hay tablas en el libro como para hacerte un arca. Deja el Rolemaster a la altura de un juego indie.

¿Quién quiere Carisma pudiento tener Suerte?

Ahora echemos un ojo al módulo que acompaña al manual para descubrir otra clave del juego. Primera página de Doom og the Savage Kings. "Aventura para 15-20 pjs de nivel 0". ¡¿Cormorl?! (que es la forma española de decir Whatthefuck?). ¡Pero si no tengo 15 amigos ni en el facebook! No te preocupes, el tema es que los personajes empiezan a nivel 0, siendo alfareros, albañiles... gente humilde de pueblo que un día agarran una horca y una antorcha y van a quemar al monstruo que vive en la torre así, en plan turba. Como sólo son una panda de gañanes la mortalidad es tan alta que cada jugador empieza con 3 personajes de nivel 0. Una vez superada tu primera aventura (o criba, como prefieras llamarla), tu zapatero, pastor, panadero o modista... el que haya sobrevivido, vamos, ya puede acceder a una clase de personaje normal.

Para facilitar la generación de pjs os remito a un utilísimo generador generador de pjs de nivel 0 creado por Purple Sorcerer Games, una de las editoriales que va a ofrecer su apoyo al DCC RPG. Podeís encontrarlo en este... ¡ENLACE!

Y como sé que sois de poco leer y mucha letra junta os intimida, continuaré con la reseña en próximas entregas.

15 comentarios:

doclusifer dijo...

tu esto los as pillao del blog de partidas de pepe, amijo

Anónimo dijo...

Eres un maestro ilustrando los temas con fotacas de tías buenorras. Muchas veces me he preguntado si las buscas en el momento o tienes por ahí un disco duro repleto de nenas y totalmente indexado.
El artículo mola y esperaremos la continuación. ;)
Por cierto, tengo un nombre para mi nuevo blog de rol. ¿Qué te parece Polimorfía o Petrificación? :P

Wulwaif dijo...

Pues escojo Suerte, XD, entre tú y Terrax me estáis poniendo los dientes muuuuuu largos con este juego.

Bester dijo...

así con lo poco que cuentas aún no se si quiero hacerme un esguince comprando y sosteniendo el DCC

Terrax el Maestro dijo...

Yo debo ser de los del gusto del señor Goodman ;P

Nirkhuz dijo...

A mí el juego me gusta, pero eso del nivel 0 me parece una masacre indiscriminada XD

Aún así pinta chulo.

Anónimo dijo...

Hombre, lo del nivel 0 es para hacer limpieza, que con eso de tirar las características en orden tiene que salir cada parto que no veas. Es una especie de selección natural, ya sabes, aquello de que sólo sobreviven los mas aptos y tal.

YOP dijo...

Si, es un embudo a través del cual sólo sobreviven los Pjs más cualificados. A mí me gusta. Viene a definir el hecho de que un héroe no sale de la nada.

Lato dijo...

Pues no termino de verlo, igual para el master es divertido, pero para los jugadores es un suplicio ... Me Jode que me maten un personaje, como para que me maten 4.

Ademas la criba natural será que van a palmar los 4 pj de peores características .... No le veo la gracia la verdad ....

itaqua dijo...

¿lo de los 15-20 jugadores es, con cada uno, 3 fichas de personaje? Que chuli, jugar con 60, ya no tendré que usar el DBA para rolear. XD

¿y si lo únicos que sobreviven son mis 3 personajes?

Preguntas imposibles de contestar a parte, decir que la entrada está muy cachonda, y pedir (por pedir) que no vuelvas a cambiar el nombre del blog, maldito.

DaniSpite dijo...

itaqua:
De 15 a 20, controlados por 4 o 5 jugadores con 3 o 4 personajes cada uno.

A mi lo de jugar con mindundis nivel 0 me parece curioso para una partida, en plan gamberrada, y tomándoselo como una diversión. También añadiría, de todas formas, alguna regla de la casa para que los jugadores pudiesen elegir a uno de sus personajes y "marcarlo", de forma que tenga alguna ventaja que le ayude a sobrevivir. Tiene que ser una putada que te toquen 3 muy malos, uno interesante, y que sea ese el que caiga...

itaqua dijo...

DaniSpite:

Sorry, se me olvidó poner "Coñas mode on"

No se donde leí que hay rulando por ahí unas reglas para jugar al DnD a un nivel 3 como máximo, en plan "eres lo peor" (osea, normal).

Velasco dijo...

A mí lo de la ley de selección natural me ha encantado. No tocaría nada. Y ya si encima muere el mejor de tus personajes el sistema refleja la vida como ningún otro: el más inútil es que el que siempre acaba mermando.

Moonlight dijo...

itaqua:
Puede que te refieras a esto
http://esix.pbworks.com/w/page/9900109/FrontPage
Es una adaptacion del d20 a personajes de un maximo de nivel 6, ganando solamente dotes cada 5000xp a partir de entonces.
Creo que está basado en un articulo de Dragon que decia que Gandalf era un mago de nivel 5.

DaniSpite dijo...

Aquél artículo y el mismo concepto de esta versión es que, a ojo de un campesino, un guerrero de nivel 6, con sus dotes, sus 2 ataques y demás, es una especie de dios de la guerra.

Publicar un comentario