lunes, 8 de octubre de 2012

Vuelve el mago que calentaba agua.

Nos encontramos ante un revival que deja todo el movimiento old school a la altura de nuevos ritmos de moda como la lambada. Qué revival, amigos. Vuelve Rolemaster, el juego en el que un mago de nivel 1 sólo sabía calentar agua y hacer hielo: vamos, que aparte de poner un bar poco más podía hacer por el grupo. Recuerdo de mis tiempos mozos que llevar un mago era todo un ejercicio de supervivencia. Consistía en ir siempre el último atesorando px en los carrillos, como las ardillitas, hasta llegar a nivel 2 y poder tirar una Descarga eléctrica, que tampoco era el acabose.

En la imagen, un aquelarre de magos de nivel 1 dándolo todo.

Guild Companion Publications, actuales propietarios de los derechos de los juegos de Iron Crown Entertainment (que en paz descanse) ha puesto a disposición del público un playtest de la que será la próxima encarnación de este magno reglamento, con la sana intención de combinar elementos de los anteriores RM2/Classic y RMSS/FRP. En este ¡ENLACE! podéis encontrar los pasos a seguir para disfrutar de los nuevos Character Law y Spell Law, a la espera del Arms Law.

Esto me ha hecho volver a leer mis viejos manuales, los de la segunda edición, y recordar los buenos viejos tiempos en los que era posible matarte con tu propia espada si corrías con ella desenvainada por verbo y gracia de la correspondiente tabla de pifias corriendo con la espada desenvainada. Resulta extraño ver algo así en estos tiempos de exaltación de reglamentos simples en los que tu ficha de personaje es un post-it donde pone "Guerrero estupendo de lágrima fácil", y ya. Pues bien, yo digo ¡basta de simplismo! Estamos creando una nueva generación de roleros aborregados incapaces de sumar mentalmente números de más de dos cifras. Abracemos la complejidad. ¡Alabemos el Rolemaster!

16 comentarios:

Bester dijo...

yo es que ya las ganas de complejidad se me acaban con pathfinder , que me tiro un año para preparar cada partida..

no doy pa mas :(

Anónimo dijo...

Bueno, en RM se podían lanzar hechizos de nivel superior al del personaje. Vale que había un malus al lanzamiento, pero uno también podía concentrarse un par de turnos para anularlo y, con diferentes bonus, acabar lanzando una bola de frío (por decir algo) desde el propio nivel 1...

Velasco dijo...

En el Clásico no. En el Clásico sólo podías lanzar conjuros de tu nivel.

josemasaga dijo...

Yo, de hecho, me desteté en los JdR con el rolemaster y no con el D&D. Yo soy un grognard del rolemaster, me doy cuenta ahora... :S

Wulwaif Ygliakson dijo...

Y los malabares que había que hacer con el spell Law para lanzar las descargas eléctricas...

... Es una buena noticia que se planteen remozarlo un poco, pero me gustaba como estaba antes.

Alfonso Junquera dijo...

Yos soy mas del MERP que el Rolemaster me daba miedo solo de ver el volumen de manuales que habia. Eso si ahora estamos viciando al HARP! y no esta nada mal.

Angust McKlow dijo...

Yo creí que eso estaba hecho ya con el HARP. Que cosas.

César Gómez dijo...

Yo también era de MERP, más que de RM (y bastantes tablas tenía ya).

Si, lo de los jugadores analfabetos es un mal que se extiende día a día. Con sistemas que usan dados de dibujitos y cromos coleccionables para no tener que escribir cosas en la hoja de PJ.

Rodrigo García Carmona dijo...

¡Viva el Rolemaster! Si lo analizo punto por punto no debería gustarme, ¡pero me encanta! Las cosas del primer amor, me imagino.

Jose Fernandez dijo...

Cuando era mago nivel uno me dedicaba a hervir agua en la cantimplora y tirarsela a los enemigos a la cara gracias a que tras muchos lloros convenci al master de que me dejara hacer un critico A de calor con eeso.

DaniSpite dijo...

HARP es la evolución natural del Rolemaster. Si se decantasen por completar las opciones del primero, ya sería la repera.

YOP dijo...

Aleluuuyaa!!,digo,¡¡Harp leches!! que para eso me curré su reseña. Ahora me dan motivos para reseñar otra vez ¬ ¬U

Christian de Kell dijo...

Nosotors usabamos un hibrido entre MERP y RM que se habia currado el director de juego que incluso montó un mundo propio mu majo con muchas razas bizarras (recuerdo en el grupo a dos minotauros, uno blanco y otro negro, un goblin cocinero, otro goblin mago, un atlante de la atlantida tipo namor, una monja de Nuestra Señora de la Hostia Volante y varios más, eramos como diez o doce perosnas en aquella campaña... aun recuerod con cariño la mochila arsenal de mi minotauro, cuando la desenrollaba parecia aquella peli de spaguietti western donde Lee Van Cliff en su papel de Sentenza/Duglas Mortimer elegía e arma segun la distancia, así era mi peroisnaje eligiendo la espada segun el enemigo, tenbíamos todo un arsenal al final de la campaña.

Archimago dijo...

Rolemaster, el JdR que introdujo las calculadoras en la mesa de juego. Resolver un combate era como hacer la declaración de la renta.

Velasco dijo...

Es verdad, me acaba de venir la imagen de mi calculadora científica junto a la ficha del personaje... qué tiempos... snif...

Sr. Rojo dijo...

Pues voy a columpiarme y voy a decir que Rolemaster tampoco era tan complicado. Lo "único" malo es que el DM no podía hacerlo todo, los jugadores tenían que calcular sus ataques y sus críticos, y saber como funcionaban sus conjuros y/o habilidades. Eso le dejaba tiempo al DM para narrar y era hasta divertido. Pero con sinceridad ¿cuantos jugadores que hagan todo eso conocéis?

Publicar un comentario