jueves, 27 de diciembre de 2012

Warhammer: estás jugando al Fate.

Por esas cosas de la vida me ha coincidido en el tiempo la relectura del Warhammer JdR y de varias versiones de Fate y FUDGE. Y no se si será sugestión pero la verdad es que veo una fuerte influencia de éstos en la última encarnación del Warhammer, sobre todo del Fate.

Podría dejarlo aquí y quedar de lo más inquietante, pero voy a desarrollarlo un poco más.

Para empezar, los dados. En Fate se utilizan dados FUDGE, que son dados de 6 caras con los resultados: +, - y nada, es decir: 2 resultados que mejoran tu habilidad, 2 resultados que la empeoran y 2 resultados que la dejan tal cual. Ahora ampliemos esos resultados a + por suerte, o + porque tienes la formación adecuada, o - por las circunstancias o la dificultad inherente de la tarea. Añadamos también +, pero cansándote, +, pero tardando mucho, - garrafal, + estupendo y, obtenemos... ¡Ta-chaaaan! ¡Los dados de Warhammer!

 
Dados guays mainstream...


Dados guays indies.

Para continuar, hay aspectos a cascoporro. Muchos de los talentos de los personajes de Warhammer funcionan de forma similar a los aspectos de Fate, e incluso tienen el típico nombre de aspecto. Talentos como: "Pico de oro", "Conozco a un tipo que...", "En peores me las he visto", "Me parece recordar...". La ficha de grupo es otro aspecto como la copa de un pino, en concreto el aspecto de Spirit of the Century que te une con el resto de tus compañeros: siervos de la justicia, espadas de alquiler, etc... Además, las acciones (ésas que tienen su cartica correspondiente) son muy parecidas a los "stunts", usos específicos de una habilidad que no tiene nadie más, y nuevamente encontramos nombres Fateros en ellas como "Creí que éramos amigos" o "La llamada de la selva". Y, para acabar, tenemos también los puntos de destino, que vienen a ser Fate points mondos y lirondos y que, además de tener un uso genérico, tus talentos definen cómo los puedes gastar y qué efecto tienen. Sí, como los aspectos.

¡Invoco mi aspecto "qué desgrasiaíta hitana túere teniéndo lotó"!

Hasta aquí la analogía podría estar algo pillada por los cuatro pelos azulados de Fred Hicks, pero abordemos el proceloso mundo del combate, eje de todo juego de rol:

  • Para empezar en ambos juegos la escena queda delimitada en zonas, zonas que en Warhammer son corta (los contrincantes pueden interactuar físicamente), medio (se pueden lanzar armas arrojadizas), largo (se pueden disparar armas a distancia) y extremo (no hya interacción). Además, en ambos reglamentos es necesaria una maniobra para pasar de una zona a otra.
  • El alcance de las armas está definido por número de zonas.
  • Los aspectos de la escena de Fate son las cartas de escenario de Warhammer, esas con tonterías variadas que se activan con algunos resultados de los dados.
  • Los adversarios, sobre todo los esbirros, funcionan de forma similar en el combate: se agrupan y actúan todos a la vez como una sola criatura, alterando sus valores de ataque y defensa en función de su superioridad numérica.
  • Y, además, son comunes a ambos reglamentos los aspectos adquiridos a causa del combate (estados o heridas y otras condiciones como la locura o la corrupción) y el estress físico y mental, también llamados Ansiedad y Fatiga.

Hay muchas más coincidencias que no pongo apelando a la ley del mínimo esfuerzo. ¿Os convenzo ya? El Warhammer JdR vendría a ser el Fate pero bien hecho, sin agujeros, otorgando opciones y no interpretaciones. Los jugadores eligen sus aspectos sabiendo cómo van a funcionar, sin necesidad de peleas para justificar cómo "enamorado de la moda juvenil" puede intervenir favorablemente en el asedio a un castillo.Eso y con componentes hasta en el velo del paladar, claro.

22 comentarios:

el Dr. Alban dijo...

No entiendo que la interpretación deba ser algo que "está mal hecho"

EL Guardian dijo...

Joder, esto lo comente yo un día y casi me echan del foro y mandan unos Rumanos a matarme a casa! Pues eso, que te doy la razón en todo.

YOP dijo...

Coincido en todo, incluso en lo de los rumanos enviados a mi casa

Selenio dijo...

Interesante artículo... los rumanos van para allá, no salgáis de casa, que cobran por horas. XD

Selenio.

Terrax el Maestro dijo...

Sip, la verdad es que probando el Star Wars Edge of the Empire se me vino a la cabeza el FATE porque es muy parecido (y precisamente SW es Warhammer pero sin miríadas de tokens, así que...)

Manuel Fatela dijo...

Al final resulta que nos van a vender el mismo sistema con diferente collar. A mi me gusta el Warhammer, pero tanto token agobia un poco.
El Fate, siendo Fatela, prefiero ni probarlo, por si me gusta y me fastidia no haberlo inventado yo.

Rodrigo García Carmona dijo...

Jajaja, tú sí que sabes cómo crear polémica: "El Warhammer JdR vendría a ser el Fate pero bien hecho".

Me encanta.

Christian Kell dijo...

Como no me gusta el fate, pues genial, pasta que me ahorro... (ademas soy trekkie, así que de SW nada).

Pero os pensabais INSENSATOS (citando a Gandalf) que los tipos de las grandes tineen ideas originales? pues no, se las copian a las pequeñas, incluso cuando son malas ideas.

Andar a estas alturas con semejantes dilemas... id rezando apr auyqe el nuevo D&D no salga con el mismo sistema o parecido (mejor, que salga, así a ver si se empiña de una vez y nos dejan en paz de una vez).

Ignacio Muñiz Ocejo dijo...

Menos mal que lo dices tú, sí lo digo yo me matan por decir que FATE es un juego de tablero... ;-)

DaniSpite dijo...

Leer el titular y pensar "este tío está loco!". Continuar la lectura y ver como todo encaja. Lo cierto es que más que "bien hecho" yo diría que Warhammer 3ª es FATE "cerrado" preñado de merchandising (que además, no haría ninguna falta, puesto que la mayoría te lo ponen en tablas en el libro, lo copias en tu hoja de personaje fotocopiada, y te quedas igual)

Jon Perojo dijo...

Una demosttacion mas de la versatilidad y robusted del Fate. Se puede convertir en juego de tablero.
A ver quien se anima con un juego de cartas colexcionable...

Athal Bert dijo...

De repente me interesa adquirir un juego de esos dados alguien sabe si se venden a parte?

enrique freire dijo...

Hay un rumano en la puerta... ¿Le digo que pase?

Diosascalon dijo...

Y como se te ocurra dejar un combate a la mitad tienes que sacar un reportaje fotografico de TODO o que tu padre te hubiese pillado memoria eidetica cuando hizo tu ficha, por que si no, el caos (reptante o no, eso al gusto). Eso si, que si me dicen de narrame una al warhammer ahi estare dando caña.
Yo me sigo quedando con mi Dresden, que mis jugadores nunca me la liaron con los aspectos y cuando acabo una sesion no requiere la misma dedicacion que recoger el Arkham Horro con todas las expansiones
Ah si, y que si te voy a enviar a los Miami, que antes molabas tio y que ya no me paso mas por este blog y esas cosas. Que si no lo digo parecere un tipo que acepta gustos aparte del mio

Anónimo dijo...

Uiii no te metas con la gente que tiene interné y hace rol, que te petan la entrada a mensajes!!

Payo malo...

josemasaga dijo...

Supongo que por eso están los hijos de la gran bretaña volviendo en plan old school a la primera edición del Warhammer. Si quisiera montar una mercería podría empezar comprando la cajica esta...

YOP dijo...

Contestando al último post, ¡ya existe un retroclón de warhammer primera edición! XD

http://grimandperilous.com/

Light Artisan dijo...

.
Mola, siempre me interesó el Warhammer, y me gusta el FATE a rabiar. ¡Son todo ventajas!

Nirkhuz dijo...

Si supieras el revuelto que has montado en SPQRol... Te recomiendo pasar por este hilo:

http://spqrol.com/foro/index.php?topic=1223.0

Y todos como si te conocieran, oye.

Ragna dijo...

Y yo que nunca he jugado a Fate...

Velasco dijo...

@Nirkhuz: Ja, ja, ja... madre mía con los jihadistas del rol... lo mejor de todo es que basta con no intervenir para que el foco de atención dejes de ser tú y empiecen a matarse entre ellos.

Akrabu dijo...

Pues teniendo en cuenta que la primera y segunda edición de Warhammer, son conocidas como los juegos en los que los jugadores PIENSAN que juegan a "D&D", pero que el director SABE que juegan a "La Llamada de Cthulhu", tampoco me sorprende que los diseñadores de la tercera edición bebieran de otros juegos para hacerla, hábida cuenta de las claras influencias de otros juegos que tienen las dos anteriores ediciones.

Lo que, dicho sea de paso, no hace que esta tercera edición me empiece a hacer tilín. Para jugar a Warhammer, sigo quedándome con la segunda :)

Publicar un comentario