martes, 19 de marzo de 2013

DCC World Tour 2013.

El sábado pasado tuve el placer de asistir a las DCC World Tour 2013 organizado por Josemasaga del Siempre ha habido clases (¡ENLACE!). Se trata de la clásica actividad destinada a promocionar un juego, en este caso el Dungeon Crawl Classics, que en EEUU acompañan con toneladas de merchandising y material gratuito pero que fuera de allí todo corre a cuenta y riesgo del organizador.

Tentáculos. No pueden faltar en ninguna aventura de DCC.

La partida en cuestión fue una versión reducida de Perils of the Sunken City, una aventura que justo no era de Goodman Games, sino de una de esas llamadas "third party" (marca blanca o hacendado, en castellano): Purple Sorcerer Games. Una aventura para un zurrón de personajes de nivel 0 con una maravillosa premisa: en este pueblo os estáis muriendo de hambre, así que os internáis en el pantano en bsuca de unas antiguas ruins para robar hasta el cobre del tendido si hace falta. Y allá que fueron 16 vecinos de romería. La aventura se saldó con cuatro muertos y un loco. Se echó de menos algo más de mortalidad, será que estamos todos muy resabiados.

Toda la panda, gallina y mula incluidos.

La gran ventaja de jugar con personajes de nivel 0 es que no hay que explicar nada. No hay magia, ni maniobras de combate, ni habilidades de latrocinio, ni expulsión de muertos vivientes, ni ná de ná. Aquí se trata de correr como furcias a la primera de cambio y, si te piden hacer una tirada, sacar lo más posible o estirar la pata. No puede ser más sencillo, aunque no es para todos los públicos, te tiene que gustar eso de que tus personajes puedan morir a la primera de cambio y planear estrategias en las que uno casque para que los demás vivan.

La mazmorra nada más entrar.

Tooooda la mazmorra explorada.

Cabe destacar la estupenda labor de Josemasaga, no sólo como director, sino como anfitrión. Se curró toda la mazmorra en 3D, fichas y contadores para todos los personajes y criaturas, una camiseta para la ocasión y nos obsequió a todos con un dado de 30 caras. Todo de su bolsillo. Ya podían hacerle accionista de Goodman Games.

El momento más dramático de la partida:
la muerte de la gallina Margarita.

En definitiva: una experiencia muy postiva, un rato muy agradable y un juego muy majo y sencillo ideal para introdudir a gentes profanas en el mundo del mazmorreo gracias a su revolucionaria mecánica "si vas por ahí mueres, si vas por allá no". Para repetir.

7 comentarios:

polikarpov dijo...

¡Vaya chulada! Esos personajes de papel me han puesto los dientes largos... ¿ Alguien sabe donde se pueden conseguir?

Bester dijo...

que casualidad ! yo también estuve...pero mi móvil hace fotos infinitamente peores :S

a ver si se puede repetir, que la profundidad argumental me ha encandilao

josemasaga dijo...

Muchas gracias, me has sacado los colores...
Menos mal que hiciste fotos buenas, las que he colgado yo son una chufa infumable.

Las minis son de Paizo, de su línea "paper minis". Son los habitantes de Sandpoint... para partidas de embudo de Clássicos del Mazmorreo, fetén.

Terrax el Maestro dijo...

La risa. Muy divertida, la verdad. Nos lo pasamos pirata.

elimperiodelrol dijo...

Señor josemasaga me descubro ante usted. Es un verdadero soldado del rol.

Ragna dijo...

Diox, que envidia! :(

Falopowel dijo...

Tampoco es que se dejen millones con el World Tour en EEUU... http://www.goodman-games.com/worldtour.html. (Lo de la chapa dorada es para tirarse de los pelos) Vamos, que los guiris también querrían lo que os han dado a vosotros en el Spanish Tour. ^^

Publicar un comentario