lunes, 20 de mayo de 2013

Lamentations of the Gingerbread Princess.

Ya está a la venta en Drivethrurpg y similares el último módulillo publicado para Lamentations of the Flame Princess, titulado Lamentations of the Gingerbread PrincessENLACE!). Parece ser que la aventura forma parte de la recompensa para todos los que participaron en el último mecenazgo e hicieron que la aventura gratuita del Free RPG Day le saliera gratuita al editor (putos genios) y que ahora está al alcance de todos por el módico precio de 4 dólares (unos 3 eurillos).

Madre mía, me he pasado con los tripis...

Se trata de una aventurilla de 20 páginas incluyendo portada y contraportada para niveles 1 a 4, a utilizar con cualquier retroclón/neoclón/semiclón/melocotón de los que hay por ahí merodeando.
En este caso no la firma Raggi, sino alguno de sus colegas: Zzarchov Kowolski. Parece que hace falta tener un nombre raruno para entrar en el grupete. En cualquier caso Zzarchov sigue las lineas rarunas establecidas por su maestro y nos encontramos, como no podía ser de otra forma, con una aventura psicodélica con tintes gore ambientada en un reino cualquiera en el que un rey cualquiera expulsa a toda la comunidad halfling y, una vez cae en la cuenta de que así recauda menos impuestos, envía a un aguerrido grupo de aventureros a que vaya a buscarles y los traiga de vuelta. Real como la vida misma. El problema es que los haflings no se han ido de viaje, sino que están de viaje. Los que habéis coquetado con las drogas ya me entendéis. El resultado es una aventura corta, simpática y original, y tremendamente letal, como viene siendo habitual en el mundo de Lamentations of the Flame Princess.

El caso es que me llamó lo bastante la atención como para investigar más sobre el autor, y encontré otros productos suyos en Drivethrurpg, dos aventurillas old school, A thousand dead babies ENLACE!) y The Gnomes of LevnecENLACE!), y su propio sistema de juego llamado Neoclassical Geek RevivalENLACE!), que ya me leeré cuando vuelva a tener ganas de leer manuales porque últimamente estoy un poco saturado.

La portada no es mala, es que es old school.

The Gnomes of Levnec mantiene el mismo tono que el Gingerbread Princess: un pueblo de mala muerte, un gobernante cabrito y un misterio bastante original con extrañas desapariciones y un gnomo que murió en extrañas circunsatncias. El autor reinterpreta además a estas diminutas y adorables criaturas hasta convertirlas en... otra cosa mucho más interesante.

¡Aaaargh! ¡Mis ojos, mis ojooooooooos!

Así que, ná, si queréis aventuras cortas que se salgan de lo habitual y baratas, oiga, os recomiendo haceros con las obras completas de Zzarchov Kowolski. Y, si no, pues no.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

caballero, tres gazapos.
y bórreme el comentario, que afea la entrada.

estrablecidas
encotnramos
drigas

Velasco dijo...

Nada, hombre, corregidos. Muchas gracias. Cosas de escribir con prisas. Dejo el comentario para que se vea que soy humano y que admitir mis errores me engrandece aún más.

josemasaga dijo...

¿Dónde encontrará a esta gentecilla el Raggi? ¿En la sección de contactos del periódico?

YOP dijo...

tengo que pillarme el The Gnomes of Levnec, evidentemente

Publicar un comentario