miércoles, 19 de junio de 2013

Barbarians of Lemuria

Hacía tiempo que había oído cosillas sobre Barbarians of Lemuria, pero no me he decidido a echarle un vistazo hasta haber leído el capítulo de La Puerta de Ishtar dedicado a los juegos que han influido al autor. Así soy yo: culo veo, culo quiero.


Total, que me lo pillé. El formato físico está disponible en Lulu y en la tienda de Cubicle 7, pelín caro si queréis mi opinión, pero también podéis haceros con el pdf por poco más de 5 euros en DrivethruRPG y similares (¡ENLACE!). La edición actual es la Legendary Edition, y al parecer en unos meses saldrá la Mithyc Edition que eso va a ser el acabose y la repanocha.

Lo primero que llama la atención son las ilustraciones, sorprendentemente buenas y abundantes teniendo en cuenta el tipo de producto low-cost que es. En sus ciento y pico páginas podremos encontrar un reglamento la mar de simpático basado en dados de 6 caras, la ambientación de Espada y Brujería de esa Lemuria inspirada en la obras de Robert E. Howard, Fritz Leiber, Clark Ashton Smith y otros autores que no conocía, y unas aventurillas para poner en marcha este alegre divertimento. Cabe destacar que los personajes se hacen en diez minutos, lo que lo convierte en un juego ideal para partidas improvisadas o "pa una tarde", como diría el amigo Josemasaga.

¿Chainmail bikini?
No me hace falta porque... ¡tengo un palo!

¿Y qué es lo que hace tan especial al Barbarians of Lemuria?

1- Profesiones como habilidades. Los personajes tienen profesiones, no habilidades. Si eres ladrón sabes hacer cosas de ladrón y sumas tu puntuación de ladrón a cualquier tirada relacionada con las cosas que todo ladrón debe saber hacer. Como esto no siempre está claro, puedes pelearte con el director de juego, sobornarle, prender fuego a las cortinas, etc... para que te permita disfrutar del bonificador. Simple y bastante claro.

2- Profesiones como historial del personaje. Además de tener una mecáníca de juego, la selección, puntuación otorgada y el orden en el que sitúas tus cuatro profesiones iniciales definen la historia del personaje. El Conan de la película de Conan sería un Bárbaro, Esclavo, Gladiador y Ladrón, por ese orden; mientras que el Ratonero Gris sería Granjero, Hechicero, Ladrón, y Explorador... etc, etc...

3- Todos combaten igual (o casi). Todos los personajes tienen los mismos puntos para repartir en habilidades de combate, para que nadie se quede fuera en caso de jarana. No os meséis los cabellos pensando que entonces para qué elegir profesiones como Mercenario o Guarda porque, además, poseer una profesión te puede dar una cierta ventaja a la hora de combatir en según qué circunstancias. Por ejemplo: Soldado te puede ayudar a combatir de forma organizada junto a otros soldados, Gladiador a hacer cucamonas y maniobras de ésas que le gustan al público, y Ladrón a pegar puñaladas por la chepa.

4- Beneficios y Defectos. Barbarians tiene un sistema muy sencillo para crear cosillas que hacen especial al personaje. Una bendición te permite tirar un dado más y quedarte con los dos mejores, y un defecto tirar un dado más y quedarte con los dos peores. Esto permite crear tus propias bendiciones y defectos con una facilidad pasmosa.

5- La hechicería es compleja, sacrificada... y aburrida. Exige demasiado tiempo y es difícil utilizarla en juego, aunque no imposible. Eso sí, cuando alguien ejecuta un hechizo, se nota.

Y lo que me ha parecido lo mejor del juego...

6- Se gana mucho y rápido y se pierde más y aún más rápido. Como director de juego, te puedes permitir el lujo de otorgar recompensas fastuosas porque entre una partida y otra los personajes se gastan todo el dinero, en lo que sea: en tierras, en libros, en ropa, en preferentes... aunque normalmente será en vino, juego y prostitutas. De tal forma que a la hora de afrontar la siguiente aventura los jugadores vuelven a tener una buena motivación económica.

Claro que no todo es tan chupi y tan guay. El juego también tiene sus cosillas negativas. a saber:

1- Un sistema de combate flojete. Pego-hago daño-resto armadura y así hasta que palme el bicho.

2- Relacionado con lo anterior, un bestiario que, por una parte utiliza nombres innecesariamente complejos (Encontráis un Gfkjdlnoiwecn. Pues vale) y, por otra, no ofrece nada. Da igual un bicho que otro, no se diferencian más que en puntos de vida y daño que producen.

Cabe destacar que del sistema del Barbarians of Lemuria han surgido otros juegos como el ya mencionado Puerta de Ishtar ENLACE!), el Barbarians of the AftermathENLACE!), de ambientación postapocalíptica o el Dicey TalesENLACE!), de ambientación pulp, pero su sencillez permite adaptarlo a casi cualquier entorno y ambientación. Podría utilizarse, por ejemplo, para jugar a Fading Suns sin complicarte la vida con el reglamento.

10 comentarios:

Gaelos dijo...

Yo juego con él desde hace algun tiempo y me lo paso teta dirigiendolo.

Para hacerlo recomiendo repasar la forma de jugar del manual que co-tradujiste acerca del estilo de juego OldSchool.

Saludos!

josemasaga dijo...

Vaya, ¿entonces tu búsqueda a lo David Carradine en Kung Fu del sistema de combate ideal para Comunidad Umbría prosigue?

Pliskin dijo...

Sólo conocía este juego de oídas pero al leer tu reseña me ha quedado bastante claro. Además, acompañada con imágenes de gran calidad (y que ya se echaban en falta) :)

¡Muy buena entrada!

Carlos de la Cruz dijo...

Para no saber quién es Fritz Leiber, te conoces muy bien la carrera del Ratonero Gris...

Nirkhuz dijo...

Oye, pues si te gusta eso y te gusta Savage Worlds, pillate Beasts & Barbarians que es el mix... De hecho el punto 6 que menciones está tal cual en el B&B...

Rodrigo García Carmona dijo...

Como profesor que todos los años pilla a alguien copiando pensé que sería mejor idea decir en quién me "inspiro" a que me pillaran a mí en el acto.

Por cierto, a la de la foto se le ve un pezón. Cuidado no te denuncien el blog.

Gaelos dijo...

Os sorprendería como se escandaliza la gente, para un pequeño proyecto que tengo entre manos me puse a dibujar algunos trasgos, para ver si podía hacer algo decentillo para ilustrar mi juego, y en los croquis hice algunos trasgos desnudos, para ver las proporciones.

Los colgué en ImageShcak y me quedé a cuadros cuando me censuraron una de las imágenes de un trasgo que salía con pilila O.o.

josemasaga dijo...

Mirad al amigo Raggi, que le han censurado su aventura gratis/libre en algunas tiendas...

¡Purgandus poooopulus!

Angust McKlow dijo...

Existe una versión modificada del Barbarians orientada a jugar con Piratas y Mosqueteros, mejora el combate sensiblemente. Honor + Intrigue (http://www.bashrpg.com/HonorIntrigue.html)
Voy a ver que tal está ese que comentas de Beasts and Barbarians.

Akrabu dijo...

El "Barbarians of Lemuria" es un juego al que le tengo ganas desde hace muchísimo tiempo, pero mi ridículo nivel de inglés me deja completamente fuera de juego con estas cosas :(

La verdad es que despues de lo leido en este artículo, mis ganas de jugarlo y tenerlo se han incrementado, pero me vá a tocar seguir esperando a que alguien lo traduzca :(

Por cierto, que el sexto punto mencionado es una regla de la que he oido hablar bastante últimamente como si fuera algo nunca visto e innovador, y la verdad es que lo de "invertir" las ganancias en alcohol y putas entre partida y partida es algo que ya se aplicaba en el juego de Conan D20, que no es que sea muy reciente precísamente. Cuando dirigía Conan ya me gustaba por lo bien que casa con la ambientación, y me sigue pareciendo una regla muy buena para estos juegos :)

Publicar un comentario