lunes, 26 de agosto de 2013

Tendencias

Últimamente he estado buceando bastante en la comunidad Fate, que es una forma elegante de decir que he estado cotilleando como una portera, y he descubierto algo que sólo puede calificarse como "maravilloso: el éxito de Fate Core ha acabado con Fate

Sí, el éxito de Fate Core ha convertido el sistema gafapasta chupiguay por excelencia en un juego mainstream más, una vulgaridad, y un "molaban más antes, ahora son supercomerciales". Pero no desesperéis, porque Fate ya tiene un digno heredero que no es otro que... ¡el FAE! Sí, ahora lo guay es jugar al Fate Accelerated Edition. ¿Por qué? En teoría porque, según los entendidos, al no tener habilidades sino aproximaciones, se hace hincapié en los aspectos, que son las verdadera esencia del juego. En la práctica porque no se puede ser más guay.

¡Fateeeeeee!
¡Faeeeeeeee!

Sí, la alegre comunidad de Fate se está dividiendo y por un lado han surgido los Coreistas. En este ¡ENLACE! podéis encontrar parte del material que se ha estado generando alrededor del Core, dividido en artículos y ayudas, hojas de personaje y adaptaciones (los hacks, que llaman ellos). Por lo que he leído hasta ahora, un hack consiste en complicar hasta extremos insospechados un reglamento que precisamente brilla por su aparente sencillez y versatilidad (aparente, que luego te pones y a veces no sabes por dónde agarrarlo). Se están haciendo algunos que dejan al Rolemaster a la altura de las instrucciones de un preservativo.

Por otra parte han aparecido los Acceleristas, los que ahora son los buenos, los harcore, los que han dado la espalda a las habilidades, que son una limitación a la imaginación. En mi opinión, el Fae tiene un grado de abstracción que sobre el papel parece más sencillo pero en juego puede resultar más difícil. La aplicación de algunas aproximaciones como forceful es bastante evidente, mientras que la de otras como flashy son más difíciles de acotar y de aplicar. Parece un juego que depende bastante de la buena voluntad de los participantes. O la mala.

Es guay porque es Accelerated.

En fin, todo esto me tranquiliza enormemente al saberme otra vez dentro de la vulgaridad y la comodidad de la confortable corriente comercial. Uf... menos mal.

4 comentarios:

Terrax el Maestro dijo...

La cabra siempre tira al monte

Lukar dijo...

Y pregunto yo...
¿qué tiene de malo que un sistema sea más conocido o menos?
Gente hablando bien/mal de sistemas siempre la ha habido y nunca han influido.. y gente haciendo "hacks" existe de siempre...

itaqua dijo...

jajajaja... fijo pasa igual en todo. En la música por ejemplo, pero también con novelas, comics o cualquier otra mierda. A mi me gusta mucho el Fate pero tiene sus problemas y uno de ellos es el que tu dices, aunque no creo que dependa solo de la buena voluntad. Creo que depende más de lo que conozcan los personajes y la información que manejen. Me explico: ¿tu que sabes de una katana? Pues como intentes jugar una partida histórica y REALISTA en el japón feudal con un fan de Bleach... te vas a cagar.

Por lo demás, a mi me gusta bastante el Fate. Incluso he hecho mis propias modificaciones del sistema, y curiosamente lo que más he capado es lo de los Aspectos, que funcionan bien solo si se controlan, como pasa en la Puerta de Ishtar.

Nirkhuz dijo...

Dentro de poco habrá guerras digitales entre Coreistas y Acceleristas.

Yo lo que no entiendo del Core es que hayan quitado tantas habilidades. Yo añadiría unas poquitas... Pero ojo, no muchas. Pero es que yo soy así.

Publicar un comentario