jueves, 27 de febrero de 2014

Géneros

Últimamente se ha estado hablando mucho de sexismo en el rol. Lo hemos visto en varios blogs y redes sociales, no los voy a enumerar porque sería largo y aburrido. Poned "sexismo rol" en google y dejaros llevar por la magia de la tecnología, que os lo tengo que dar todo hecho. El caso es que hace tiempo que ya no me meto en estos berenjenales porque suelo salir bastante escaldado y no pasan más de dos comentarios antes de que me empiecen a llamar fascista y homófobo. Que, bueno, podría ser peor, podrían llamarme marica.

¡Ja! ¿Lo pilláis? Ja, ja... ja... No, no lo habéis pillado. Dadle una pensada. Lamentablemente, me he dado cuenta de que tengo ideas propias sobre el asunto del sexismo en el rol así que, como diría Pablo Motos: "Ahora yo, ahora yo, miradme a mí, miradme a mí".

Entrada en el charco en 3, 2, 1...

El rol, como muchas otras cosas en la vida, es cuestión de géneros. En todos los sentidos. Hay géneros que gustan a unos géneros y géneros que gustan a otros géneros. ¿Se puede decir que el rol es sexista? Yo creo que no. Es juzgar el todo por algunas de sus partes, y nunca mejor dicho. Todo depende del juego, porque, sí, hay más de uno. Flipad.

Hay juegos de espada, brujería y pechugonas de los que podríamos decir que sí, son sexistas. Claro que hay que entender que van dirigidos a hombres, quieren que los hombres los compren y para eso ponen un buen par de reclamos en todas las portadas. Igual que pasa con cientos de miles de productos que hay por el mundo. ¿Son sexistas los helados? No, pero bien que hacen anuncios con señoritas comiéndose cornetes como si en realidad fueran calipos. Del mismo modo hay otros juegos que no buscan ese público ¿Cuántas mujeres semidesnudas se ven en los manuales de La llamada de Cthulhu? Tirando a pocas. Ahí las mujeres van tapadas hasta el cogote. Algunas hasta tienen gafas, como insinuando que tienen estudios. Una cosa loquísima. ¿Y qué pasa con juegos como Blue Rose? ¿Son sexistas porque buscan a las mujeres y echan para atrás a los hombres? Y luego están los juegos puramente históricos donde se da el curioso fenómeno del "quiero jugar en el Siglo de Oro pero sin que la mujer sea un ciudadano de segunda". Entonces no, no quieres jugar en el Siglo de Oro, querrás jugar en Tierra-2 o algo así de marciano.

No me sorprende que, al ver en portada o ilustraciones anteriores a una maciza prácticamente en pelotas, las mujeres no se vean representadas en ellas, como yo tampoco me veo representado por esos tipos musculosos con todo el pelo en la cabeza, ni un gramo de grasa y un cutis marmóreo. De todas formas yo pensaba que lo bueno de los juegos de rol era encarnar lo que no somos. Nadie te impide llevar un personaje feo, miope y entrado en carnes, pero eso ya lo haces a diario. A ver si nos entra en la cabeza que estar buena no es impedimento para ser un personaje interesante. Eso sí que es sexista. "Guapa" no es sinónimo de "tonta" como "fea" no lo es de "inteligente". Cuánto daño está haciendo Lena Dunham.

Sí, claro, ahora esto va a ser sexista...
Espera, me he equivocado de foto.

Robert E. Howard, el máximo exponente del género del que beben todos los juegos mazmorreros, ha dado varios ejemplos de tías macizas e interesantes que no se ajustaban precisamente a los estándares machistas. Belit, de La reina de la Costa Negra, andaba todo el día con los melones al viento, y no es lo que podría decirse una mujer sumisa. Y Sonia la Roja de Rogatino, la buena, la de verdad, la del sitio de Viena por Soleimán el Magnífico en La sombra del buitre, no llevaba un bikini de mallas, sino una armadura completa que ríete tú de la chapa de un Audi. Y cuando se la quitaba... jarrrrrrrrl-riau. Lo sé, soy un poeta, las palabras no tienen secretos para mí.

Esta se va acercando más a la auténtica.

También dicen que en los juegos de rol se representa a las mujeres como objetos sexuales, y yo digo que no. Se las representa como objeto de deseo, que no es lo mismo. Los juegos de rol no se caracterizan precisamente por el elevado número de relaciones sexuales que se mantienen durante las aventuras, quedando todo en un plano de fantaseo del lector, no de un papel impuesto a los personajes femeninos (ya sean jugadoras o no jugadoras). Y, además, para fantaseo en frío, que durante la partida no estás para esas zarandajas con tanto bicharraco intentando morderte las canillas.

Habrá que plantearse que a lo mejor un juego no es sexista en sí, sino la interpretación y el planteamiento que hacen de él los jugadores y jugadoras. Si ese es el caso lo tienes muy claro: búscate otro grupo de juego. Aprovecho así para confesar algo terrible: no dirijo igual a hombres que a mujeres, ni planteo las mismas historias o conflictos. ¿Y sabéis por qué? Porque soy un firme convencido de que hombres y mujeres somos diferentes. Cuidado, ni mejores, ni peores, sino diferentes; por más que lo guay sea intentar que seamos totalmente idénticos por todos los medios posibles.

También habrá que tener en cuenta que el 99% de los productos de rol (manuales y aventuras) están escritos e ilustrados por hombres. Cuando lo hacen mujeres se dan otros fenómenos igualmente interesantes. Rebecca Guay, por ejemplo, dibuja unas lánguidas estupendas, que eso sí es un modelo superchupi, el de la mujer con anemia. Desde aquí animo a todas las mujeres del mundo a lanzarse a la piscina y crear juegos que se ajusten a sus gustos y a su estilo. No vale quejarse y no hacer nada por solucionarlo. Y no, quejarse no es solucionarlo.

Dame un bocadillo, por favor...

Luego agárrate, porque el rol será una cosa muy mala, machista, sexista y xenófoba, pero se dan fenómenos como el de 50 sombras de Grey, un libro que, por lo que he leído en prensa y visto en informativos no es precisamente un ejemplo de respeto a la mujer. Y se vende como churros. ¿Entre hombres? No, majos y majas, entre mujeres. WTF? ("WTF" o "¡Pachasco!" en la lengua de Cervantes).

En fin... Yo hay días que leo G+ y, por las cosas que publica la gente, parece que vivimos en Irán. No sé si será que yo estoy en la parra y no me entero de nada o que he tenido la inmensa suerte de vivir entre las cuatro personas tolerantes que hay en toda España.

Hala, a despellejar.

19 comentarios:

kelven dijo...

coger las antorchas y quememos el blog XDD

Pablo de Santiago dijo...

Con lo del 50 Sombras has hecho un crítico cuádruple con tirabuzón lateral invertido. Totalmente. Y con el resto, pues 100% de acuerdo.

Anónimo dijo...

Yo me quedo con la filigrana de que hombres y mujeres no son iguales... Pues claro que no. Ni mejores ni peores, evidentemente. Sino, menudo aburrimiento.

Y lo de 50 sombras de grey, pues tan obvio como los escotes... Si les parece indignante el valor comercial de las pechugas, por qué muchas llevan ellas mismas un escote hasta el ombligo? Será que tienen calor...

Enrique Freire dijo...

Hice bien en darte el premio frik del 2012.
Te he leído y me he puesto cachonda.

Antonio Polo dijo...

Amén, maese Velasco... ;)

Nirkhuz dijo...

Muy bien expresado.

Ramón Nogueras dijo...

Estoy de acuerdo.

Eso sí, da gracias de que hablas de la blogosfera española. En EEUU es una histeria constante. Incluso hay movidas en las jornadas tipo GenCon, con activistas feministas afeando la conducta a las chicas que hacen cosplay y tratando de que las echen de las jornadas.

Es de locos.

josemasaga dijo...

O la basuraca "Cásate y sé sumisa", éxito de ventas entre féminas.
No, si desde luego tienes más razón que un santo, a menudo somos nosotros mismos nuestros peores enemigos.
Excelente artículo.

Tarus dijo...

Pues cuidado con la locura que es contagiosa.

Manuel Fatela dijo...

"Nuestros propios enemigos" -una verdad como un templo, igual que la mierda de lo politicamente correcto. Es algo que me quema mucho. Pero bueno, el buenrollismo acabará con nosotros.
Todavía recuerdo hace muuuchos años arbitré una partida de rol a unas amigas al Runequest y en la aventura tenían que coger un barco para ir de A a B y el capitán mercenario les exigía un importe de dinero que no tenían. Una de las jugadoras le dijo; "Si te follo nos llevas gratis?"... imaginaos mi cara.....o sea, sin palabras. No es el juego, somos nosotros, ni más ni menos.
Mi consejo; a rolear y a follar que el mundo se va a acabar!!!!!

Anónimo dijo...

Entre el crowfunding de Heroquest, la censura del sr Zamarreño en el blog NO oficial de Devir, y el sexismo este, ya no me hace falta jugar para pasarmelo bien con esto del rol.

Ramón Nogueras dijo...

¿Qué es lo del Sr. Zamarreño? Eso me lo perdí.

Itaqua dijo...

Maricaaa!! XD

Bueno, ya que todo el mundo está de acuerdo contigo... amos a darle vidilla a esto.

No creo que tengas razón en una cosa: lo bueno de los juegos de rol es "encarnar lo que no somos". ¡Para nada!. Lo bueno realmente es encarnar lo que te gustaría ser. Date cuenta que hay mucha diferencia entre las dos afirmaciones. Con la misma tú puedes tener ganas de ser una tía super pechugona (y supongo que te pasarías todo el día tocándote... eeeem, como lo haces ahora XD), pero eso no significa que nuestras mujeres tengan ganas de serlo (la mia es pechugona pero no super, y no pasa nada y me mola igualtequierochuryseleesesto).
El problema es eso mismo: imagínate que ojeas las clases de personajes de un libro, y que todos son tíos casi-en-bolas con el culo en pompa, con la espada al lado del paquete y con la boca en plan "te voy a hacer un trabajito". Ni a ti ni a mi nos gustaría dicha monstruosidad visual, pero claro, eso es porque no somos gais. Si lo fueramos tiraríamos tiesos para el baño con el libro (je, je... tiesos... lo pillas... jeje). Pero esto pasaba igual con nosotros, siendo heteros. ¡Qué me diga alguien que no se llevó al baño un libro "pa leer" de Royo o de Vallejo!.

Cuando vendes una idea aun hombre (ninjas, piratas, dragones...) vendes ESA IDEA. Cuando se la vendes a una mujer se hace siempre con un componente sexual (ninjas cachondas, piratas cachondas, dragonas cachondas...). Algunas veces esas ideas parecen más, disfraces de carnavales, que personajes de un juego. Aquí si entiendo que exista gente que se moleste.

Lo que sí me doy cuenta es que en algunos productos te ponen dibujos de chicas como si eso vendiera. A mi me ofende porque yo soy un tío, pero eso no es sinónimo de ser idiota (se que no es creíble, lo se). Para ver tías en cueros, me descargo porno, no compro rol. Así que el reclamo del Chainmail bikiny, es anticuado, insultante y sexista (pero tanto para mujeres como para hombres)

De ahí a verlo todo como una conspiración judeoelfosexista, ya me parece algo exagerado. Estoy de acuerdo contigo en que el rol en sí mismo no es sexista, y que existen buenos ejémplos (cthulhu, d&d). El D&D por ejemplo, la, 3.0, la punto 5, la cuatro, el pathfinder... son los juegos mas igualitarios que ha parido madre. Todos los personajes son tíos o tías a la par, si enseñan cacho también a la par, ambos con poses molonas, etc. En los ejemplos de partidas que leo en estos libros siempre salen chicos y chicas a la par (algo que podría ser incluso idílico). Y los PNJ de los libros: tíos y tías por igual. Te puedes encontrar una capitana del ejército orco, como una gigante de hielo que aterroriza a un pueblo. En Vampiro, más de lo mismo, witchcarft, runequest, 7ºmar, Fate... Los juegos de rol como actividad y también como productos, yo diría que es de lo más antisexista e igualitario que podemos disfrutar en el tiempo presente.

Y se los recomiendo a todo el mundo. Sorry por el tocho.

Enrique M dijo...

Yo con esto del sexismo ya no sé si reír o llorar, porque es una acusación que se lanza con demasiada facilidad y que pretende igualar tontás que no pasan de anecdóticas con hechos tan escandalosos como que una mujer a día de hoy, 2014, en España tenga que trabajar casi un 20% más que un hombre para ganar lo mismo o que tenga que acudir a una clínica ilegal cuando decide libremente sobre su propio cuerpo al abortar (llaga, ven para acá que tengo un dedito preparado para ti...)

Dicho esto, creo que no debemos olvidar que los juegos de rol tiene su razón de ser, al menos en origen, en la novela épica y de aventuras, y cualquiera que haya estudiado antes de la LOGSE sabe que es un tipo de literatura que, desde sus orígenes con Homero, La Iliada y La Odisea, pretendía ser no sólo una cuestión de entretenimiento, sino transmitir de una generación a otra los valores de la cultura en cuestión, que en la mayoría de los casos ensalzaban los valores guerreros y nobles en el hombre y sumisos e integradores de la familia en la mujer. Y esto ha sido así desde aquellos orígenes en la antigua Grecia hasta un momento relativamente reciente, en que la subversión y reinterpretación de los valores tradicionales se ha reflejado tanto el la conducta social como en sus representaciones culturales, por ejemplo la literatura. Es decir, que a día de hoy la literatura (y los juegos de rol, entre otras cosas, también son literatura) no hace más que representar unos valores culturales, con la peculiaridad de que hoy en día nos hayamos en un momentos de transición/disolución cultural, por lo que todo reflejo de unos valores encuentra con la misma facilidad tanto aceptación como rechazo.

Los que acusan a los juegos de rol de sexismo (por decir algo, que puestos a verter acusaciones a mí se me ocurren algunas que por lo menos son más cachondas) parecen ver sólo la cola del elefante, y no se fijan en cuestiones tales como la especialización social (guerrero/mago/pícaro/...), la reducción de los valores y capacidades de una persona a valores numéricos, y tantas y tantas otras cosas que podrían ser mucho más reseñables que el hecho de que las muchachas aparezcan con más o menos ropa (nadie se extraña de que el bárbaro se lance a la batalla con un chainmail-taparrabos, leñe, y es igual de ridículo que un chainmail-bikini). Es más, si le buscamos más vueltas al asunto, esa damisela en chainmail-bikini sin embargo representa con su actitud los valores propios del rol tradicional masculino o el hecho de que los héroes (masculinos) cada vez más hayan de ir acompañados de debilidades psicológicas, rasgos, etc, representa rasgos típicamente femeninos, por lo tanto representan con mayor simbolismo el valor contemporáneo de la igualdad que los que tanto dicen defender este valor a través de las acusaciones de sexismo. Obviamente me estoy centrando en juegos tipo D&D, pero se podría extrapolar a otros juegos y ambientes.

Otra cosa es que la mayoría de los jugadores de rol sean hombres, pero esto como ya dije tiene que ver sobre todo con la función originaria de la literatura épica como rito de transición del niño al hombre-guerrero, función que como digo cada vez se está viendo más trastocada y que permite reflejar otros valores asociados a otros roles sociales, ya sean de género o de otro tipo, así que tiempo al tiempo, porque creo que las mujeres no sólo tienen cabida en el rol, sino que se acabarán integrando en él acompañadas de nuevas formas de interpretar los valores tradicionales y no simplemente aceptándolos sin más.

Perdón por la parrafada de gafa-pasta, defecto profesional :P

Por cierto, no deja de llamarme la atención que se hable de sexismo y aquí sólo hablen los hombres, supongo que Spain is different... y que la mayoría de mujeres tienen habilidades sociales más desarroladas que nosotros y que se dedican a poner en práctica en vez de soltar parrafadas en lúgubres rincones roleros XD

Juanma Coronil dijo...

Pues aunque estoy de acuerdo contigo, yo te voy a despellejar igualmente pero por utilizar la palabra "género" para referirte al "sexo" de las personas, un error que lamentablemente está muy de moda en los tiempos que corren. Recuerde usted que "las cosas tienen género y no sexo, mientras que las personas tienen sexo y no género". :)

Adolfo HG dijo...

Bueno, no se si es que acumulo años o que, pero esto del rol y el sexismo... ¿decis que esta de candente actualidad?

Pues hombre (o mujer X-D) yo he arbitrado a varias mujeres, y no he tenido dificultad alguna. Se lo han pasado muy bien, solo hay que darles cuerda para que hagan con sus personajes lo que quieran (como a los tios), y la naturaleza sigue su curso...

Si eso supone que tengas que rolear un baile de la alta sociedad en Altdorf, o irte de compras por Manhattan en Vampiro, pues que se le va a hacer! X-D

Anónimo dijo...

Pues yo no he visto todavía ningún grupo feminista de esos en las puertas de una discoteca quejándose de que las mujeres no paguen al entrar y los hombres si.
Si eso no es sexismo que baje Paladine y lo vea.

Xavi N (aka Hida_Notegi) dijo...

Lo que hace la gente para atraer visitas y comentarios al blog...estos es Salvame rolero!

Hunter Cat dijo...

O yo vivo en otro planeta o Pablo Ghilbrae juega a rol en Afganistan... En mi mesa actualmente hay entre 3 y 4 chicas, y jamas hemos tenido problema alguno... Pero claro, como dicen ellos mi caso es individual y queda solo en una mera anécdota... Lo que Ghilbrae no cuenta pero si que he dejado caer en los comentarios de su post es que Pablo y Angela SON Extredimensional publishing, la editorial que va a sacar La marca del este y Walkure en USA... y lo que yo creo que es el post de marras es un simple intento de atacar a Nosolorol, de manera demagogica y sin sentido. Hay queda dicho y que se sepa quien es esta gente.

Publicar un comentario