martes, 31 de marzo de 2015

DCC: ¡Lankhmar!

Estamos de enhorabuena. Goodman Games acaba de anunciar en las Gary Con que ha adquirido los derechos del mundo de Nehwon a los herederos de Fritz Leiber. Era lo suyo, la evolución natural. Dungeon Crawl Classics empezó como un trasunto de Dungeons & Dragons con la intención de captar el espíritu de las obras del Apéndice N, con una clara tendencia a alinearse cada vez más hacia las de Fritz Leiber en concreto. Finalmente, con la próxima aparición de Dungeon Crawl Classics: Lankhmar se cierra el círculo. Ya no hará falta situar las aventuras de DCC en Punjar, la joya sin lustre, esa gran metrópolis creada a imagen y semejanza de la ciudad de ladrones.


No es esta la primera vez (ni supongo que la última) que esta ambientación da el salto a las mesas de juego. Me consta que ya existen un par de versiones para AD&DENLACE!) y otro par para Runequest ENLACE!). Y hace algún tiempo también anunciaron que habrá una encarnación para Savage WorldsENLACE!).

Según he podido leer en el blog Skyland Games ENLACE!), este Lankhmar trae consigo algunos cambios en el reglamento de DCC para ajustarse más al tono de los relatos de Fafhrd y el Ratonero Gris. Algunos de ellos son:

  • Los personajes no empiezan a nivel 0. Son héroes desde el primer momento.
  • Desaparece la magia mercurial.
  • Desaparecen las clases humanoides y el Clérigo para dejar sólo tres: Mago, Pícaro y Guerrero, si bien habrá formas de combinar las habilidades de las tres para crear pícaros con algunos conocimientos mágicos, guerreros capaces de robar una caja fuerte y magos que te parten la boca a bastonazos.
  • La Suerte tendrá aún más importancia durante el juego. Por si ya fuera poco importante.
  • Habrá nuevos patrones. Claramente dos de ellos serán Sheelba, de la cara sin ojos, y Ningauble, el de los siete ojos, al que ya podemos ver protagonizando la portada del primer módulo.

Al parecer este primer módulo podrá llevar a tus personajes de DCC de toda la vida (bueno, de toda su corta vida) desde su mundo de origen hasta Nehwon a través de una misteriosa caverna, la misma que en la novela El gambito del iniciado llevaba a Fafhrd y al Ratonero desde Nehwon hasta la Grecia clásica.


No puedo terminar sin recomendaros la lectura de las aventuras de Fafhrd y el Ratonero Gris, recientemente reeditadas por Gigamesh. Para mí Leiber es, de lejos, el mejor escritor de género fantástico, y creador del subgénero de espada y brujería. Si no lo habéis leído os estáis perdiendo algo muy grande.

6 comentarios:

josemasaga dijo...

Solo puedo añadir:

¡Yujuuuuu!

Kythklaith Dasth dijo...

Pide y obtendrás, que dicen.

Sergio Martínez dijo...

Buah

Buah.... pero...

Buah

¿Y esto donde se compra?

Velasco dijo...

Próximamente habrá un crowdfunding para la caja de Lankhmar, para que te dejes 80 pavos en gastos de envío y a los dos meses la caja esté en cualquier tienda con todos los extras dentro.

Cronista dijo...

Al leer esto, pensaba que se trataba de una cosa de esas de April´s Fool. Pero parece que no, que va en serio. Mola.

Steinkel dijo...

Esa caja llena de extras tiene que ser mía!!!

Publicar un comentario