miércoles, 10 de agosto de 2016

Tierra de Nadie 2016: total pa ná.

En pleno debate sobre si el rol se muere o sólo agoniza y nada de lo que hagamos va a evitar que el universo deje de tender a la entropía y nuestros afanes existenciales no sean más que los espasmos de un enfermo terminal que no es consciente de que lo es, a la plantilla de Other-Selves/Phlogiston Books se nos ocurrió la loca idea de acudir a las jornadas Tierra de Nadie 2016 que se celebran en Mollina cada verano. Allí hemos podido compartir cuatro días de convivencia y partidas de rol durante las 24 horas del día con centenares de otros apasionados a esta afición de nicho que vive sus últimos días sumida en una ilusión de buena salud que no es más que esa fugaz mejoría que se produce antes de la muerte, y que dura lo justo para poder decir unas últimas palabras a tus seres queridos antes de sumergirte en el cálido abrazo de la nada. Morir, dormir... tal vez soñar...

De qué me sirve editaaaaar, diiiiii....

Qué grandes, OBK.

Y a pesar de toda esta bajona que nos rodea no puedo dejar de recomendar estas jornadas. La organización es ejemplar y el precio de risa, una sensación que se acentúa después de haber pasado 15 días de vacaciones con la familia en lugares en los que he pagado por cuatro platos combinados lo mismo que por cuatro días de estancia, actividades, pensión completa y servicio de habitaciones en el Ceulaj.

Apoyando la idea de la muerte del rol, las colas para apuntarse a las partidas eran de horas, las plazas se ocupaban en cuestión de minutos y el comentario de todos los participantes ha sido "hay pocas partidas"; si bien desde la organización nos ha llegado el dato de que este año había se habían organizado aún más partidas que el año pasado. O sea, que no es un problema de escasez de oferta, sino de exceso de demanda. En cualquier caso, la pregunta que nos hacemos siempre todos los asistentes es: ¿no habría otra forma de apuntarse a las cosas sin tener que pasar por esas colas? Yo ahí lo dejo, para que los listos le den una vuelta.

Este año, como las jornadas coincidían el final del patronazgo de Clásicos del Mazmorreo, fuimos con todo, a dirigir partidas como si no hubiera un mañana. Así, hemos ofrecido a los asistentes la posibilidad de catar el juego con embudos como Marineros del Mar sin estrellas y Huida del Planeta Púrpura, y las mieles de jugar con personajes "de nivel" con La jugada de Glipkerio y La prometida de la Mansión Negra. La experiencia, al menos por mi parte (espero que también por parte de los jugadores), ha sido muy positiva y me ha vuelto a confirmar que La prometida es una aventura espectacular. Es cierto que se le puede achacar que tiene bastantes lagunas, pero siempre termino llenándolas en función del grupo de juego, haciendo que cada vez que la dirijo sea totalmente distinta.

Sé que no lo parece, pero esta portada tiene una explicación.

También pude hacer una prueba de juego de Máscaras del Imperio con un grupo de jugadores de lujo. Ha sido la primera vez que mi labor como director de juego se resume prácticamente en sentarme y disfrutar de un espectáculo. Lo de "jugadores proactivos" se inventó para Daniel Verzobias, Gorka, María y Manuel (corregidme si me he equivocado con los nombres, por favor), que me obligaron a improvisar como si no hubiera llevado nada preparado. Es más, la conclusión tras la partida fue que la aventura que había llevado planificada y escrita era un mojón y que la voy a modificar totalmente para incluir todo lo que ocurrió allí. Y aprovecho esta plataforma para pediros, oh, excelsos jugadores, que me paséis vuestra dirección de correo para comentaros un par de cosas.

En la imagen, Velasco dirigiendo Máscaras del Imperio en las TdN 2016.

Mi única partida como jugador fue a La Puerta de Ishtar, dirigida por Rodrigo. Por fin pude jugar una partida al juego de nuestro socio, y en una compañía inmejorable: los creadores de Walhalla, el juego de rol. Cada uno de nosotros lo dio todo para cumplir con sus oscuros objetivos personales planteados en Belleza Ebúrnea... ¡y sin enfadarnos entre nosotros! ¡Qué desafío interpretativo! ¡Qué ejemplo de madurez! Podéis encontrar una reseña de semejante choque de civilizaciones mucho mejor escrita en la página de WalhallaENLACE!).

A nivel promocional, como consecuencia del final del patronazgo de Clásicos del Mazmorreo, La Base Secreta me hizo una entrevista. Rodrigo y Jose no podían y no quedó más remedio que ir yo, no sin que antes me dijera Rodrigo "Por favor, cuidado con lo que dices". Pero, claro, tenéis que entender la tensión que supone dejar en mis manos las relaciones públicas de Other Selves, aunque solo sea por unos minutos. Me porté bien. Así, a pesar de que no podréis disfrutar de mis opiniones acerca de machismo, homofobia, nacionalismo ni juegos de John Wick, podéis dejaros acunar por mi voz aterciopelada y viril en este ¡ENLACE!, a partir del minuto 32 aproximadamente.

Por lo demás, dar las gracias a todos los que me saludaron y no me pegaron, y a todos aquellos que me dirigieron la palabra; demasiados para mencionarlos a todos aquí sin olvidarme a alguno, hacerle el feo y que me pegue la próxima vez que me acerque a saludarle. Y ya que abro mi corazón, aprovecho para confesar que era yo el que pedía que apagaran el aire acondicionado en el Pabellón del Canal a partir de la una de la madrugada. En mi defensa diré que el motor del aire estaba instalado justo encima de mi cama y con ese ruido no había dios que durmiera las cinco horas de rigor que se duerme en las TdN.

Pero bueno, que total pa ná, porque nada existe, y si algo existe no es cognoscible por el hombre; y si fuese cognoscible, no sería comunicable.

8 comentarios:

Ruben saldaña dijo...

Yo puntualizo que jugue con jose huida del planeta purpura el viernes por la mañana y como embudo me decepciono. No por la dirección si no que como embudo me pareció poco mortal

Velasco dijo...

¿Con Jose? ¿No sería conmigo? Creo que Jose no dirigió Huida...

En cualquier caso, estoy totalmente de acuerdo contigo. La misma sensación tuve yo. En mi defensa diré que era la primera vez que lo dirigía, de haber sabido que sólo morirían 6 o 7 ya me habría encargado de plantear alguna otra situación letal.

jose masaga dijo...

XD
No estoy seguro de haber estado, pero si he estado, han sido una jornadas (o convivencias, como bien apuntas) extraordinarias.

Ratifico lo del motor del infierno en la habitación, yo era el afortunado que compartía habitación con el ilustre Velasco.

Rodrigo García Carmona dijo...

Leer esto me ha llenado de tal horror cósmico que ya no puedo vivir como lo he hecho hasta ahora.

Sr. Rojo dijo...

¡Velasco ha vuelto al blog! Se agradece el retorno. Ya solo te falta ver Stranger Things para ponerte al día.

Ruben saldaña dijo...

Se me empieza a nublar los recuerdos, mucho sueño y carga mental acumulada XD
Aun así me quede con las ganas de repetir con algún otro pase pero era imposible.

Nirkhuz dijo...

Pues aquí uno de los que jugó La Prometida (SPOILER En la que el elfo se entregó voluntariamente, hubo viajes en el tiempo y estallidos de llamas por todos los lados) y... ¡Que genialidad! Que aventura más genial y estresante. Y muy bien dirigida, por cierto.

¡Gracias por dirigir!

Washu dijo...

Holaaaa!! Soy Maria alias la Genovesa en la mascara del Imperio, me lo pase DE LUJO interpretando y en tu partida y estoy dedeanso repetir contigo en una de tematica similar porque me gusto mucho el juego. Te dejo por aqui mi mail y te dare cuando me escribas el de Manuel porque los doa coincidimos que fue una tarde memorable!!! Mi mail es isawa.hiromi@gmail.com

Publicar un comentario